Solo un 2% de las demandas llegaron a prosperar en los tribunales y la mayoría no cree que afecte a su carrera

El fallo en el diagnóstico clínico, detrás del 60% de negligencias médicas


19 dic 2021. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
Los problemas en el diagnóstico o a la hora de prescribr un tratamiento fueron las negligencias más comunes cometidas por el colectivo médico y, del mismo modo, las principales causas detrás de las demandas presentadas contra estos profesionales.

Según el informe sobre mala praxis médica elaborado por Medscape, el 31 por ciento de los médicos reconoce habría emitido un diagnóstico con retraso o incluso erróneo, mientras que el 29 por ciento se sitúa como responsable de complicaciones en el tratamiento prescrito o durante una cirugía. Un porcentaje similar, 26 por ciento, no habría encontrado la solución adecuada tras observar un resultado regular o el avance de la enfermedad en sus pacientes. 

Los fallos o el retraso a la hora de elegir el tratamiento idóneo también fueron motivo de demanda por parte de los pacientes en el 16 por ciento de los casos. El 13 por ciento de las quejas judiciales se debió a homicidio culposo y el 11 por ciento a daños inusuales sufridos por la persona operada.

De forma residual, los pacientes también denunciaron escasez de documentación sobre el caso (4 por ciento), errores en la administración de la medicación (3 por ciento), falta de consentimiento u obtención inapropiada de este (2 por ciento), así como fallos en el seguimiento de los protocolos de seguridad (1 por ciento). 

El documento sobre negliencias médicas también señala a los cirujanos, plásticos en su mayoría, como los facultativos con más riesgo de ser denunciados. Prueba de ello es que ocho de cada diez (83 por ciento) ha tenido algún litigio este tipo al ser acusado de negligencia en su trabajo. A poca distancia se sitúan también los médicos ortopédicos, acusados en un 81 por ciento de los casos, los urólogos (80 por ciento) y los ginecólogos (79 por ciento).

En último lugar se sitúan los cardiólogos, con un 58% de demandas acumuladas. De forma general, más de la mitad de médicos, el 51 por ciento, afirma haber enfrentado alguna queja por mala praxis en alguna ocasión, pillándoles por sorpresa en la mayoría de casos. El 62 por ciento de ellos se dedicaba a la atención hospitalaria y el 52 por ciento a Atención Primaria.


El 60% de las demandas a médicos, justas 


El estudio señala asimismo un aumento de las reclamaciones en 2021 con respecto a la etapa preCovid, si bien, al parecer, ninguna estuvo relacionada con la crisis a pesar de que el 13 por ciento teme ser acusado de negligencia en este contexto.

La mayor parte de las demandas, el 80 por ciento, se debieron a las decisiones del profesional. Hubo también fallos inintencionados, pero "continuan siendo errores", según asevera Catherine Flynn, como participante del estudio. 

Aún así, según los resultados, solo el 7 por ciento de las demandas estuvieron justificadas frente al 83 por ciento, si bien 6 de cada diez las consideraron "justas". "Muchas veces tiene más que ver con las motivaciones económicas de los pacientes que las firman o con malos resultados", defiende Flynn. 

En cualquier caso, un 33 por ciento fueron resueltas antes de llegar a juicio, un cuarto en menos de un año, y solo en un 2 por ciento de los casos la justicia dio la razón a los demandantes. Aunque, un 71 por ciento no cree que vaya a afectar de alguna manera a su carrera profesional, el 24 por ciento de los encuestados sí reconoce haber perdido confianza con sus pacientes o tratarles de un modo diferente. 



 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.