Interna, Neumología y Enfermería hacen una evaluación para la atención futura de los pacientes con Covid persistente

Las Unidades Long Covid del SNS necesitan fichar 1.868 médicos y enfermeros
Ignacio Pérez Catalán, Germán Peces-Barba, Margarita Marín Royo y Paloma Repila.


28 ago 2021. 19.15H
SE LEE EN 10 minutos
POR OLALLA BATRES | CRISTIAN GALLEGOS
Medicina Interna estima que entre un 10 y un 20 por ciento de los pacientes infectados con Covid-19 desarrollan prolongación de la enfermedad (Covid persistente o ‘LongCovid’) y estiman que el porcentaje podría ser aún mayor si se analizaran exclusivamente a aquellos pacientes que han sufrido un cuadro grave y que han sido ingresados. Dado este escenario, resulta obligado preguntar a los especialistas que forman parte de los servicios de seguimiento Post-Covid: ¿cuántos sanitarios requiere una unidad de LongCovid de un hospital medio para que la asistencia a este tipo de pacientes sea óptima?

Según las últimas cifras facilitadas por el Ministerio de Sanidad, España cuenta con un total de 467 hospitales repartidos por toda la geografía. Los especialistas consultados por este periódico, internistas y neumólogos, han apuntado que se necesitaría un médico más por cada especialidad para poder tratar adecuadamente a los pacientes que sufren Covid persistente, mientras que Enfermería, que asegura que actualmente está llevando a cabo esta labor con tan solo una profesional, ha puesto sobre la mesa la "necesidad urgente" de contar con dos enfermeras más por centro hospitalario. Por lo que, según las estimaciones, el Sistema Nacional de Salud (SNS) necesitaría 'fichar' cuatro trabajadores por hospital, dos especialistas y dos enfermeras, para el buen funcionamiento de estas áreas, lo que eleva la cifra total a 1.868 sanitarios en toda España

Al respecto, Ignacio Pérez Catalán, especialista del servicio de Medicina Interna del Hospital General Universitario de Castellón y miembro de la consulta de seguimiento Post-Covid en conversación con Redacción Médica señala que en su unidad han contado con dos consultas para el seguimiento Post-Covid: una de Medicina Interna y otra de Neumología.

“En Medicina Interna, somos dos especialistas los encargados de la atención de los pacientes pero hay que tener en cuenta que no tenemos una dedicación exclusiva al paciente Post-Covid, sino que también participamos del resto de actividades del servicio. Disponemos de una mañana a la semana para pasar consulta con el espacio físico necesario en caso de ser presencial la cita. Seguramente la propia evolución de la pandemia marcará estas necesidades, aunque probablemente estos pacientes necesiten soporte multidisciplinar los primeros meses/años de seguimiento tras la infección aguda”, explica el internista.


Seguimiento y protocolo de paciente 'LongCovid'


En este hilo, Germán Peces-Barba, vicepresidente de la Sociedad Española de Neumología Y Cirugía Torácica (Separ), cuenta que en las unidades Covid ha participado una persona del servicio de Neumología, pero que para el establecimiento de protocolos lo ha ayudado un compañero de la especialidad.

“Dependiendo de los hospitales, generalmente ha participado una persona del servicio de neumología dentro del equipo, el cual ha sido el enlace o coordinación del seguimiento de los pacientes, pero no necesariamente esta persona ha sido la única responsable del seguimiento. El neumólogo ha participado en el equipo y ha trasladado las conclusiones, pero los protocolos realizados los han hecho otros compañeros de la especialidad porque muchas veces no era abordable realizarlo por un solo médico”, argumenta Peces-Barba.

Al ser consultado sobre un número de neumólogos que se requieren para el servicio ‘LongCovid’, Peces-Barba señala que “son pocos los casos que quedan con persistencia del Covid de la primera ola como para pensar en un número de especialistas para el servicio. En los primeros seis meses posteriores a los casos se requieren más médicos para el seguimiento, pero después de seis meses, muy pocos”.


Peces-Barba: "Dependiendo de los hospitales, generalmente ha participado una persona del servicio de neumología dentro del equipo"



El experto coincide con Peces-Barba y explica que la evolución de la pandemia marcará las necesidades de atención para estos pacientes. “En el ‘LongCovid’ es tan variable la intensidad y la calidad del síntoma que es una ocupación que no tiene una única especialidad y no se puede determinar un número exacto de especialistas para tratarla. Esto porque han participado pacientes que han tenido complicaciones neurológicas, traumatológicas, psiquiátricas, etc. Hay que tener en cuenta de que hay hospitales con 20 neumólogos y hospitales con cinco especialistas, entonces no podemos hablar de cifras porque no sabemos cómo va a evolucionar la enfermedad”, agrega.

Por su parte, Margarita Marín Royo, jefa de servicio de Neumología del Hospital General Universitario de Castellón e integrante del grupo multidisciplinar del seguimiento de pacientes Post-Covid, explica que determinar el número de contratación de neumólogos para el servicio de ‘LongCovid’ dependerá de cada hospital y del número de especialistas que cuente

“En algunos hospitales existe una situación muy precaria de personal sanitario de Neumología. Si en un hospital son solamente tres neumólogos y uno se encarga de los pacientes Covid, se quedan cortos para las demás patologías de la especialidad”, expresa Marín.


Petición de neumólogos en Valencia


La especialista señala que en su servicio ha contado con la participación de dos neumólogos contratados para la atención de pacientes Covid-19 y que requiere de un contrato más por la alta demanda del servicio.

Al respecto, Marín cuenta que se ha sumado a la petición de los jefes de servicio de Neumología de la Comunidad Valenciana de aumentar el personal para enfrentar la pandemia.

“Los jefes de servicio de Neumología de la Comunidad Valenciana realizamos una carta en el que reivindicamos que al ser la Neumología la especialidad donde se hacen las técnicas diagnósticas de los pacientes que sufren Post-covid, con el síntoma predominante de disnea, vamos a necesitar más personal en los laboratorios de prueba de función pulmonar y neumólogos para cubrir las demandas de los pacientes que se prevén que van a tener secuelas respiratorias”, sentencia la experta.

"Los primeros pasos en las unidades post Covid están dados"


Al igual que los anteriores expertos, Paloma Repila, portavoz y adjunta a la secretaría general de Acción Sindical del Sindicato de Enfermería (Satse), considera que hacer una estimación del número de profesionales que requiere una unidad post-Covid es algo “complejo” y “futurible”. A este respecto, Repila valora que, en los centros de grandes dimensiones, se necesitan como mínimo dos o tres profesionales de Enfermería para que se pueda realizar todo el trabajo. Sin embargo, hasta la fecha, estas unidades están funcionando con tan solo una enfermera.


Repila: "En la primera ola lo que vimos fueron fallecidos, pero se empezó a ver el horizonte del Post-Covid"



“En médicos y enfermeras, el planteamiento es del mínimo recurso para la cantidad de pacientes. Creo que las estimaciones se hicieron en función de una primera ola, que fue muy dramática. En las unidades post Covid están pacientes con secuelas, pero, desgraciadamente, en la primera ola lo que vimos fueron fallecidos, aunque se empezó a ver el horizonte del Post-Covid”, explica la enfermera.

Repila considera que los primeros pasos en las unidades post Covid están dados, pero que interesa que se vayan desarrollando “con urgencia” ante la gran cantidad de pacientes y el amplio abanico de  sintomatologías que se están encontrando. Una necesidad de personal que, afirma, han sugerido a las direcciones: “Tenemos un nicho muy importante en las unidades de profesionales. Si a esos profesionales no les damos solución, son menos recursos en el sistema”.

Dos vías de acceso


Las conocidas como unidades post-Covid no son de ingreso hospitalario, sino un área de las consultas externas que se dedica a hacer un seguimiento de los pacientes que permanecen con secuelas. En este sentido, la portavoz del Sindicato de Enfermería explica a este periódico que existen dos vías de acceso. Por un lado, estas unidades están conformadas por pacientes cuya sintomatología ha sido compleja y han estado ingresados, por lo que la vía de ingreso se realiza a partir del alta, cuando los profesionales hacen un seguimiento, sobre todo en los casos más graves.

Por otro lado, están los pacientes que se ‘captan’ a través de Atención Primaria, ya que un alto porcentaje de la población ha pasado la convalecencia del Covid en su domicilio. “Ellos no acuden al hospital, por lo que la vía de entrada a esas consultas externas se realiza a través de sus profesionales de Primaria, tanto médicos como enfermeras, que consideren que sus secuelas son lo suficientemente complejas para necesitar de un especialista”, subraya. 

Las secuelas de la enfermedad son numerosas, al igual que los órganos afectados, por lo que resulta “muy complejo” contar con unas consultas externas que criben a pacientes tan diversos. “Es muy importante que ese área de consultas externas tenga a tiempo completo personal capacitado y formado, que son médicos y enfermeras, para hacer una primera criba de todos los casos para poder priorizar. Estamos hablando de enfermeras, de personal auxiliar y de apoyo, así como de médicos clínicos, es decir, internistas, neurólogos y neumólogos”. Es el médico internista es el encargado de realizar una batería de pruebas diagnósticas de base al paciente y, en función de los resultados, derivarle al especialista que corresponda.

Dado el diverso y amplio grupo de trabajadores que velan por el cuidado y progreso de estos pacientes, la portavoz de Satse insiste en la necesidad de involucrar también a los profesionales de la Psicología, como parte “indispensable” del seguimiento. “Se tiene que incluir sí o sí dentro de esas unidades post Covid. Estos pacientes suelen tener una incapacidad que afecta a su día a día y otros sufren hasta un síndrome postraumático. El ‘daño’ no solo es orgánico”, añade.

La labor "fundamental" de Enfermería


La portavoz del Sindicato de Enfermería remarca que las compañeras de las unidades post-Covid están realizando una labor “muy importante” de coordinación y de logística integral. “Nunca hemos tenido una consulta externa que se tenga que relacionar con todo el hospital. Las enfermeras tienen el papel logista, además del papel asistencial”, explica, subrayando que, en estas unidades, los gestores Covid suelen ser enfermeras, que hacen el seguimiento de pacientes.

“Hemos dado un salto cualitativo en esta epidemia se ha puesto en valor la formación específica y la capacitación que tenemos que tener en cuidados especiales y en gestión de casos”, concluye Paloma Repila, que pone sobre la mesa la necesidad “urgente” de contar con un mayor número de profesionales para tratar a los cada vez más numerosos pacientes con Covid persistente.  

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.