13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Las necesidades del paciente no se encuentran en las guías clínicas

Antonio Zapatero aboga por trabajar con herramientas más flexibles para favorecer la toma de decisiones compartida
Las necesidades del paciente no se encuentran en las guías clínicas
1/1
mié 03 octubre 2018. 14.00H
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Los nuevos aires de la práctica médica llaman a romper la barrera entre médico y paciente y, en ese entorno, “todo es más abierto que en uno de guías de práctica clínica”, concluye Antonio Zapatero, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Zapatero ha participado en la I Jornada de Pacientes de la SEMI, hablando de la toma de decisiones compartida y cómo las guías de práctica clínica chocan frontalmente con este concepto ya que no incluyen las necesidades del paciente.

Por eso, hacen falta “instrumentos de trabajo más flexibles”. El también jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Fuenlabrada ha hablado de la iniciativa del International Consortium for Health Outcomes Measurement (Ichom), que busca incorporar los resultados en salud y la visión del paciente en la clínica.


Zapatero: "La historia clínica electrónica es una bestia insaciable: el médico mira más al ordenador que al paciente"


Para conseguir los mejores resultados posibles “debemos saber preguntar a los pacientes, como hacen en el Ichom, qué valor dan a cada uno de los objetivos asistenciales que están al alcance del tratamiento”.


Formación en comunicación


La participación del paciente en la toma de decisiones está guiada por cuatro preguntas “muy presentes últimamente en las redes sociales”: ¿De verdad necesito estas pruebas, tratamientos o procedimientos? ¿Cuáles son los riesgos? ¿Existen opciones más sencillas o seguras? ¿Qué pasa si no hacemos nada?

Desde el lado del médico, hay varias dificultades añadidas bien conocidas a este proceso de toma de decisiones: el tiempo y el ordenador.  “La historia clínica electrónica es sin duda un avance, pero una bestia insaciable: el médico mira más al ordenador que al paciente”.

Si en la consulta el tiempo es un bien muy escaso, Zapatero llama a aprovechar el pase de visita en planta para profundizar en la atención a las necesidades de los pacientes.

De izquierda a derecha: Víctor Rodríguez, de la Fundación Más que Ideas; Domingo del Cacho, gerente del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid); Antonio Zapatero y Jesús Díez Manglano, vicepresidente de la SEMI.


El presidente de la SEMI apuesta además por incorporar formación en comunicación con el paciente tanto durante el Grado de Medicina como en la residencia, llama a que el consentimiento informado “no se quede simplemente en hoja que damos al paciente” y, sobre todo, tener en cuenta que es este último el que decide qué van a hacer con su cuerpo.


Víctor Rodríguez: "Tenéis que poneros en nuestros zapatos"


Los pacientes, claro está, tienen sus condicionantes. A mayor gravedad de la enfermedad, indican algunos autores, hay un menor deseo de participación en la toma de decisiones. Los factores culturales son también muy importantes, y el temor al ‘dr. Google’ y que caiga en las pseudoterapias siempre está presente.


No volcar la responsabilidad en el paciente


Víctor Rodríguez, de la Fundación Más que Ideas, advierte de las barreras del lenguaje utilizado (“hay que eliminar las abreviaturas”) y de soltar la información de una sola vez. “Tenéis que poneros en nuestros zapatos”, resume.

Ha apuntado que lo mejor que se puede dar al paciente es “confianza; ésta la da el tiempo y a vosotros os falta” y concluye con que informar no es “volcar toda la responsabilidad en el paciente”. La asimetría con el médico es evidente y seguirá existiendo, pero no tiene por qué constituir una barrera.

Eloy Pacho, del Grupo de Bioética de la SEMI; Cristina Coca, del Instituto de Ética Francisco Vallés; Arántzazu Álvarez de Arcaya, coordinadora de la Unidad de Medicina Hospitalista del Hospital Clínico San Carlos, y Javier Sádaba, filósofo.


Antonio Zapatero, Domingo del Cacho, Victoria Ayala y Ángel Gil de Miguel, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid).


María Herrera, paliativista del Hospital Infanta Elena (Madrid); Ángel Jiménez, internista del Infanta Elena, y Benjamín Herreros, del Grupo de Bioética de la SEMI.


Ana Fernández, de la Asociación Española Contral el Cáncer; Ángel Carlos Abanades, de la Fundación Más que Ideas, y Jesús Fargas, de Fneth.


Un momento de la charla sobre toma de decisiones compartida.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.