La Sociedad Española de Medicina Interna crea su Observatorio de Igualdad

Analizará la presencia de mujeres en reuniones científicas, universidad y publicaciones, entre otras

Junta directiva de la SEMI: Juana Carretero (vicepresidenta segunda), Ricardo Gómez Huelgas (presidente), Jesús Díez Manglano (vicepresidente primero) y Ana Maestre Peiró (tesorera).
La Sociedad Española de Medicina Interna crea su Observatorio de Igualdad
lun 04 marzo 2019. 12.10H
La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha puesto en marcha un Observatorio de Igualdad para “dar visibilidad a la desigualdad de género y explorar estrategias que permitan incrementar la participación de las mujeres en el ámbito de la Medicina Interna”, señala su presidente, Ricardo Gómez Huelgas.

Como primera medida, el observatorio ha analizado la presencia femenina en reuniones científicas (asistencia, organización y ponentes), número de socios, estudiantes en las facultades de Medicina y residentes de Medicina Interna, a nivel nacional y por comunidades, así como las publicaciones realizadas por mujeres como primera autora en la Revista Española de Medicina Interna.


Mujeres en congresos médicos


La SEMI celebró un total de 32 congresos y reuniones durante el año 2018, con un total de 6.734 asistentes, de los cuales 3.611 fueron mujeres (el 53 por ciento); pero de los 1.101 ponentes o moderadores, sólo 349 fueron mujeres (el 31 por ciento). De hecho, sólo en seis de las 32 reuniones predominaban las mujeres ponentes o había un porcentaje equilibrado (18 por ciento). Menos de la mitad de estos eventos (13 de ellos, el 40 por ciento) fueron organizados por mujeres.


El sesgo de género "se trataría de una exteriorización de un sesgo interiorizado como fruto de aprendiza de la sociedad en que vivimos"


Con independencia de cuál fuera el porcentaje de mujeres asistentes a una reunión científica, la proporción de mujeres ponentes o moderadoras era casi siempre inferior a la de asistentes, por lo que su representación como ponentes en estas reuniones está alejada de la paridad y de la realidad femenina de la audiencia.

Asunción Gonzálvez Gasch, coordinadora del Observatorio, señala que “participar en conferencias es importante para progresar profesionalmente. Los congresos no son únicamente una fuente de conocimiento académico, se convierten también en lugares de encuentro entre profesionales que generan oportunidades de colaboración, referentes científicos y redes de contacto”. Por esta razón es se ha querido analizar “en primer lugar la presencia de mujeres en reuniones científicas de la SEMI durante 2018”.


Sesgo interiorizado


El sesgo de género en las ponencias científicas probablemente no es un acto deliberado, “se trataría más bien de una exteriorización de un sesgo que está interiorizado como fruto del aprendizaje de la sociedad en la que vivimos”.

Se han estudiado otras hipótesis, como la posible contribución de la “autoselección femenina, o dicho de otro modo, que sean las propias mujeres las que declinan una invitación como ponente”.

“No queda claro en qué medida puede influir el llamado efecto academic pipeline, que viene a significar el desgaste del género femenino a medida que avanzan los años en el mundo profesional científico, de modo que se aprecia paridad de género en etapas iniciales de la formación para posteriormente observar una representación significativamente reducida del género femenino en ponencias científicas, especialmente en las conferencias plenarias de los congresos”, apunta la coordinadora del Observatorio.


Mujeres en las facultades de Medicina


Por otro lado, en el curso académico 2017-2018, de los 42.796 estudiantes matriculados en las facultades de Medicina de España, el 67 por ciento son mujeres. “Veremos si esta proporción se mantiene en el futuro en posiciones de alto nivel académico”.


La SEMI va a elaborar un decálogo de propuestas encaminado a revertir la invisibilidad de mujeres que puedan ser referencia


Abordar la cuestión de la desigualdad de género en el mundo científico es sin duda un primer paso para avanzar en su transformación. Otras sociedades científicas americanas y europeas ya han experimentado cambios positivos tras dar visibilidad al sesgo de género.


Base de datos de mujeres referentes


“Una de sus propuestas, y que desde la SEMI consideramos de enorme utilidad, ha sido crear una base de datos que incluya mujeres referentes en temas concretos, con su trayectoria y experiencia, para contribuir a perder la invisibilidad de las mujeres y servir de referencia”.

De hecho, y tras el primer análisis de la situación llevado a cabo en el marco del observatorio, la SEMI va a elaborar un decálogo de propuestas encaminado a revertir la situación.

Gómez Huelgas, presidente de la SEMI, destaca asimismo que “la lucha contra la desigualdad de género es responsabilidad de todos, lo que implica que el ‘feminismo científico’ es también para todos, hombres y mujeres, investigadores, facultativos, líderes institucionales y también, cómo no, sociedades científicas”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.