24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:50
Especialidades > Medicina Interna

La SEMI analizará el abordaje de la enfermedad cardiovascular en ancianos

La Sociedad Española de Medicina Interna inicia un estudio sobre los tratamientos que reciben los mayores de 90 años

José María Mostaza, coordinador del Grupo de Riesgo Vascular de la SEMI.
La SEMI analizará el abordaje de la enfermedad cardiovascular en ancianos
Redacción
Miércoles, 10 de mayo de 2017, a las 13:10
El Grupo de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) pone en marcha el registro NONAVASC-2, cuyo objetivo es conocer la situación de los pacientes muy ancianos, mayores de 90 años, con enfermedad cardiovascular. A través de este estudio, que se pondrá en marcha en todos los servicios de Medicina Interna de España, se va a investigar los tratamientos que reciben estos pacientes teniendo en cuenta, entre otros, su estado funcional y cognitivo.

“Mediante este estudio pretendemos ver si las personas muy ancianas y con enfermedad cardiovascular reciben tratamientos óptimos para prevenir una nueva complicación cardiovascular, y si el hecho de que los reciban o no depende de su situación funcional o cognitiva, es decir, si aquellos pacientes que tienen una demencia reciben menos tratamientos preventivos para la enfermedad cardiovascular que los que no tienen”, explica el médico José María Mostaza, coordinador del Grupo de Riesgo Vascular de la SEMI.

Según otro primer estudio ya finalizado –el estudio Fourier acerca de nuevas medicinas que se emplean para bajar el colesterol y que consiguen reducir la tasa de complicaciones cardiovasculares– los pacientes con fibrilación auricular que ingresan en Medicina Interna reciben el tratamiento anticoagulante de forma adecuada, lo que contribuye a una mayor prevención del ictus. “Estos resultados muestran que cada vez se hacen las cosas mejor, ya que hasta hace unos años los pacientes mayores apenas recibían tratamiento para prevenir el ictus”, apunta Mostaza.

A pesar del progresivo descenso de la mortalidad por enfermedad coronaria y enfermedad cerebro-vascular, las enfermedades vasculares siguen siendo la primera causa de muerte en nuestro país y en los países de nuestro entorno, debido principalmente al envejecimiento de la población, ya que al vivir más se incrementa el riesgo de sufrir una complicación cardiovascular.  

La prevención es clave en la enfermedad cardiovascualar

Según añaden desde la SEMI, la prevención de los factores de riesgo resulta fundamental en la enfermedad cardiovascular, y destacan el impacto de la obesidad y la diabetes cuya incidencia está creciendo en la población española.

Mostaza destaca también como factor importante el microbioma, es decir, la cantidad y calidad de las bacterias que viven en el interior de nuestro intestino, en determinadas enfermedades como la obesidad, la diabetes o la enfermedad cardiovascular. “Se trata de un campo emergente que está empezando a desarrollarse”, señala el experto.

La actualización de todos estos temas sobre el riesgo vascular, junto con el nuevo registro NONAVASC-2, se abordarán en la XIII Reunión de Riesgo Vascular que organiza la SEMI en Valladolid.

En este marco se presentará también el libro Control Global del Riesgo Cardiometabólico que tiene como objetivo contribuir a la formación de los jóvenes médicos de diferentes especialidades y permitir actualizar conocimientos y aclarar dudas en la práctica clínica diaria.