28 de julio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Especialidades > Medicina Interna

La obesidad altera la relación entre un biomarcador de hierro y la diabetes

Investigadores del CIBEROBN aseguran que las personas con esta enfermedad tienen más riesgo de padecer diabetes tipo 2

Los investigadores del estudio Victoria Arija y Jordi Salas.
La obesidad altera la relación entre un biomarcador de hierro y la diabetes
Redacción
Lunes, 24 de abril de 2017, a las 09:20
La asociación entre los niveles de un biomarcador –llamado receptor soluble de la transferrina (RsTf)– y el riesgo de tener diabetes tipo 2 en una población de alto riesgo cardiovascular depende de la presencia o la ausencia de la obesidad, según se desprende de un estudio realizado por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) y publicado en la revista European Journal of Clinical Investigation, sugiere que la obesidad altera la relación entre este biomarcador y la incidencia de diabetes.

Los equipos de investigación del CIBEROBN de la Universitad Rovira i Virgili ya habían constatado en anteriores estudios este efecto perjudicial tanto en lo que se refiere a las ingestas de hierro excesivas, como a los niveles muy elevados de las reservas de hierro en el organismo, que se valora a través de una proteína llamada ferritina sérica.

Los investigadores se plantearon la existencia de un posible factor adicional que influyera en la relación entre el receptor soluble de la transferrina y el riesgo de diabetes y descubrieron que dependía del hecho de ser obesos, puesto que estas personas presentaban niveles más altos de este biomarcador –lo que indicaba bajos niveles de hierro– a diferencia de los no obesos.

En esta investigación se hizo el seguimiento de 1.378 hombres y mujeres durante una media de seis años de los centros de Reus-Tarragona, Pamplona y Barcelona-Clínico del estudio PREDIMED, el ensayo clínico aleatorizado de intervención nutricional realizado en España sobre individuos con elevado riesgo cardiovascular.

Los resultados más destacables del estudio han confirmado el diferente comportamiento entre obesos y no obesos, puesto que los obesos tenían niveles más elevados de RsTf y, por lo tanto, tenían casi el triple de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, después de 6 años de seguimiento.