La "joya de la corona" de la SEMI se retrasa por el Covid-19

Juan Carlos Trullás explica la situación con el 'Estudio Clorotic' de la 22 Reunión de Insuficiencia Cardiaca

Juan Carlos Trullàs, del Servicio de Medicina Interna del Hospital d’Olot i Comarcal de la Garrotxa (Girona).
La "joya de la corona" de la SEMI se retrasa por el Covid-19
jue 15 octubre 2020. 13.30H
La 22 Reunión de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) va a tener en palabras de su coordinador, Álvaro González Franco, "la joya de la corona" del Grupo: el 'Estudio Clorotic'. Sobre ella va a habar Juan Carlos Trullàs, del Servicio de Medicina Interna del Hospital d’Olot i Comarcal de la Garrotxa (Girona), quien explica a Redacción Médica el porqué de este calificativo. 

"Se trata de un ensayo clínico. La mayoría de estudios que se hacen en los grupos de investigación son registros o estudios de cohortes, de menos complejidad organizativa y con menos evidencia científica. Este es el primero que se realiza en el grupo de trabajo, y también en la SEMI como ensayo independiente de la industria. Por eso es es la joya de la corona", asegura


"Probablemente en dos semanas podemos empezar a presentar los datos estadísticos"


En la ponencia, que tiene lugar este jueves 15 de octubre, Trullàs hablará sobre en qué fase están del estudio. De no haber sido por la pandemia del Covid-19, probablemente hubiesen podido presentar los resultados. "Pero no ha podido ser", señala.

"Estábamos cerrando la recogida de datos, monotorizando los centros... Pero la monitora no pudo desplazarse a ninguno de los hospitales. Además, la mayoría de investigadores estaban atendiendo a pacientes. Fueron meses en los que estuvimos completamente parados", explica. Ahora sí han podido hacer ya estas visitas, aunque de forma telemática. "Probablemente en dos semanas podremos empezar a presentar los datos estadísticos para analizarlos", añade. 

En el estudio han participado unos 25 centros de forma activa, donde se han reclutado a unos 260 pacientes válidos. "Si los resultados salen bien, y demostramos que dos diuréticos frente a un diurético es más efectivo, puede hacer incluso cambiar las guías de práctica clínica asistencial internacionales, tanto europeas como americanas", asegura.

Hasta ahora hay poca evidencia en las guías clínicas


"Se investiga poco en diuréticos. El nivel de evidencia que ofrecen las guías clínicas es muy bajo. Todo lo que se hace se basa en la experiencia y opinión de los expertos. Si esto sale bien, de alguna manera puede ser que el manejo diurético de los pacientes con insuficiencia cardiaca cambie, tenga mayor evidencia científica y pueda incluso modificar las guías de práctica clínica. Tendría un impacto muy importante", afirma. 

En el plazo de un mes podrían tener ya los primeros resultados preliminares. Hasta entonces, tienen por delante esta reunión que en sus palabras es "extraña" por ser la primera vez que se realiza de forma telemática, pero que servirá para reiniciar todo lo que han tenido que parar como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

"El Covid-19 está ahí y hay que hacer asistencia, pero tenemos que hacer también lo que no es coronavirus. La reunión también es importante para intentar que la gente se anime un poco y sea positiva y optimista para seguir haciendo cosas, aunque sea a un ritmo más lento. No podemos parar los estudios porque va en detrimento de la asistencia. Esperemos que sea un punto de inflexión para ver el estado de ánimo de los investigadores", concluye.  

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.