La edad media de los pacientes en Interna aumenta en 19,3 años

SEMI publica un documento con 17 recomendaciones para la valoración integral y multidimensional del paciente anciano

La edad media de los pacientes en Interna aumenta en 19,3 años
vie 18 diciembre 2020. 20.30H
La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha publicado un documento de posicionamiento, que, a través de 17 recomendaciones, recoge y describe los aspectos más relevantes e imprescindibles sobre la valoración integral y multidimensional del paciente anciano hospitalizado. En este contexto, en los últimos 20 años, según se explica en el documento, "la edad media de los pacientes ingresados en Interna de nuestro país ha aumentado en 19,3 años".

El documento, publicado en la Revista Clínica Española (RCE), publicación científica de SEMI, y desarrollado por el Grupo Focal de Envejecimiento y el Grupo de Trabajo de Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada de SEMI, "pretende servir de orientación hacia una adaptación de la práctica asistencial en los Servicios de Medicina Interna que brinde respuesta al cambio demográfico y al perfil epidemiológico actual de la persona mayor hospitalizada", han señalado en la publicación del documento.


Cambio del patrón demográfico y del perfil epidemiológico


En los últimos 20 años, "la edad media de los pacientes ingresados en los Servicios de Medicina Interna de nuestro país ha aumentado en 19,3 años” y solamente en el período comprendido entre 2007 y 2014 este incremento ha sido de tres años. Como consecuencia de ello, el perfil de la persona mayor que atienden los internistas presenta “un mayor número de enfermedades crónicas, un peor estado funcional, y una situación social más compleja", han argumentado.

El envejecimiento progresivo de la población junto con la mejora de las condiciones sociales y el avance de los cuidados sanitarios han generado un "marcado incremento del número de pacientes con enfermedades crónicas, fragilidad y dependencia, lo que condiciona un mayor consumo de recursos sanitarios y sociales", han explicado en el documento.
Además, dicho posicionamiento ha reconocido y resaltadado que “la valoración integral y multidimensional y la elaboración multidisciplinar de un plan de atención durante el ingreso pueden tener un impacto para evitar mortalidad, discapacidad e institucionalización al alta”, han agregado.

“Este documento pone en valor la necesidad de potenciar el trabajo en equipo para conseguir mejorar resultados en salud en este perfil de pacientes. Para ello, la atención junto con enfermeras, trabajadores sociales, farmacéuticos y otros actores que habitualmente participan de la asistencia de los pacientes ancianos hospitalizados, se constituye en una estrategia clave que se ha tenido en cuenta en la propuesta de recomendaciones. En este sentido, la colaboración entre especialidades de ámbito generalista (médicos de familia, geriatras, internistas, profesionales que trabajan en las urgencias, etc.) y el aprendizaje mutuo debe ser un elemento a potenciar en el trabajo diario de nuestros servicios de medicina interna y en los hospitales", han sentenciado tras la presentación.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.