Miguel Marcos Martín, con más de 48.000 seguidores, aconseja a sus compañeros cómo actuar en redes

Interna advierte: "La desinformación sanitaria en redes sociales mata"
Olga Araujo Loperena y Miguel Marcos Martín.


25 nov 2021. 18.40H
SE LEE EN 4 minutos
El uso de las redes sociales por parte de los internistas ha proliferado en los últimos años y, especialmente, a raíz de la pandemia. Un punto de inflexión que ha animado a los especialistas a divulgar y resolver dudas a través de las redes sociales, esencialmente a través de Twitter. Sin embargo, en las redes también se han tenido que enfrentar al movimiento negacionista, un pensamiento contra el que se "resignan" y advierten que la desinformación mata. 

Uno de los internistas más aclamado en redes es Miguel Marcos Martín (@drmiguelmarcos), quien cuenta con más de 48 mil seguidores, y ha sido el encargado de recomendar acciones a sus compañeros en la mesa 'Internistas en redes sociales' celebrada durante el 42º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

“Se ha convertido en el embajador de los internistas en Twitter, da gusto leerlo y ver los debates que se generan alrededor de la información que el comparte”, detalla Olga Araujo Loperena, moderadora de la mesa e internista en el Hospital Clínic de Barcelona.

"La desinformación en redes sociales mata" 


Para Marcos Martín, internista en el Hospital Universitario de Salamanca, la acción de los internistas en redes ha contribuido a dar una “imagen sólida y fundamentada” de Medicina Interna. “Hemos contado la pandemia a través de la divulgación científica, resuelto dudas, desmontado bulos y hemos compartido información profesional”, detalla el especialista, quien asegura que ahora se sabe que al compartir un estudio este es más citado.

Una notoriedad que también ha atraído al movimiento negacionista y a las personas interesadas en generar desinformación. “El cerebro es una caja negra y seguimos sin saber por qué ante la misma información dos personas sacan conclusiones diferentes. Por desgracia, la desinformación mata. En España estamos bastante bien, pero en otros países es un verdadero problema”.

En ese sentido, el internista asegura que influyen mucho los sesgos cognitivos: “Las redes sociales están diseñadas para reforzar lo que piensas, no para cuestionarlo. A esto se le llama caja de resonancia. Las redes te enseñan lo que quieres ver a no ser que tengas un pensamiento activo y crítico”, detalla Marcos Martín.

"Para refutar una estupidez hay que gastar mucha más energía que para producirla. No podemos combatir los bulos"


¿Cómo debe actuar el Internista en redes sociales?


El especialista ha animado a sus compañeros a generar un movimiento positivo en redes sociales y ha compartido una serie de consejos para aquellos que quieran adentrarse en Twitter. “Hay dos grandes roles principales: difundir información y recibirla. Siempre es ideal usar imágenes, hashtags, nombrar a compañeros y aportar el enlace al estudio científico”,  explica el internista.

Otro lo de los consejos de Marcos Martín consiste en contar una historia. “Los internistas siempre tenemos algo que contar y si es extenso es mejor preparar un hilo”, detalla el especialista, quien también da consejos para “no quemarse” y evitar a los trols. “Sin normas ni legislación no hay nada que hacer. Podemos explicar dudas, pero para refutar una estupidez hay que gastar mucha más energía que para producirla. No podemos combatir los bulos y no hay que tomárselo a lo personal, es mejor bloquearlos”, explica.

En cuanto a la interacción con su audiencia, el internista recuerda que es “fundamental” educación y respeto. “No ir con la escopeta cargada. Cuando la gente pone algo que no te gusta no es que te esté atacando, sino que no saben explicarlo de otra forma”, concluye Marcos Martín.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.