Redacción Médica
22 de octubre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:10
Especialidades > Medicina Interna

Dengue en España: cómo detectarlo, síntomas y tratamiento

La OMS explica algunas de las claves para entender en qué consiste esta enfermedad vírica transmitida por mosquitos

La picadura de algunos mosquitos hembra transmiten la enfermedad.
Dengue en España: cómo detectarlo, síntomas y tratamiento
Redacción
Miércoles, 10 de octubre de 2018, a las 11:40
El dengue es una enfermedad vírica transmitida por mosquitos que se ha estado propagando rápidamente en todas las regiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tal y como indica la propia institución, en los últimos años. Es un virus que se transmite a los seres humanos por la picadura de mosquitos hembra principalmente de la especie Aedes aegypti y, en menor grado, de A. albopictus. Estos insectos también transmiten la fiebre chikungunya, la fiebre amarilla y la infección por el virus de Zika.

El dengue está  muy extendida en los trópicos, con variaciones locales en el riesgo que dependen en gran medida de las precipitaciones, la temperatura y la urbanización rápida sin planificar. Sin embargo, ahora España se enfrenta a los primeros casos de dengue autóctonos

El dengue es una enfermedad de tipo gripal que puede afectar tanto a bebés, niños pequeños y adultos, tal y como explica la OMS, que da ciertos detalles del virus. Por ejemplo, la organización expone que las señales que pueden llevar a una persona a sospechar que ha contraído esta enfermedad es una fiebre elevada (40 °C) acompañada de dos de estos síntomas: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o salpullido. Estos se presentan al cabo de un periodo de incubación de 4 a 10 días después de la picadura de un mosquito infectado y, normalmente, duran entre 2 y 7 días. 

Dengue grave


Por suerte, raras veces resulta mortal. Eso sí, el dengue grave es una complicación potencialmente mortal porque cursa con extravasación de plasma, acumulación de líquidos, dificultad respiratoria, hemorragias graves o falla orgánica.

La OMS señala que los signos que advierten de esta complicación se presentan entre 3 y 7 días después de los primeros síntomas y se acompañan de un descenso de la temperatura corporal (menos de 38 °C) y los siguientes: dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias de las encías, fatiga, inquietud y presencia de sangre en el vómito. Las siguientes 24 a 48 horas de la etapa crítica pueden ser letales; hay que brindar atención médica para evitar otras complicaciones y disminuir el riesgo de muerte.

Sin tratamiento


La organización también especifica que, a día de hoy, no existe un tratamiento específico para el dengue. "En caso de dengue grave, la asistencia prestada por médicos y enfermeras que tienen experiencia con los efectos y la evolución de la enfermedad puede salvar vidas y reducir las tasas de mortalidad de más del 20 por ciento a menos del 1 por ciento. Es decisivo mantener el volumen de los líquidos corporales", explican.