"La Medicina de Familia sin Sexología seguirá siendo heteronormativa"

Ana Rosa Jurado critica la falta de formación sexual en la Atención Primaria

Ana Rosa Jurado.
"La Medicina de Familia sin Sexología seguirá siendo heteronormativa"
mar 27 octubre 2020. 18.50H
"Sin sexología la Medicina de Familia seguirá pensando de forma heteronormativa", ha declarado a Redacción Médica Ana Rosa Jurado, sexóloga y secretaria del grupo de trabajo de Sexología de Semergen, al ser consultada sobre la experiencia que tienen las personas transexuales a la hora de ser atendidas en Atención Primaria.

En el marco del del 42 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Jurado ha sido tajante al aclarar que en Medicina Familiar no hay una noción clara de la diversidad sexual, tanto en la transexualidad, como en la orientación sexual, por la falta de formación. "En ninguna parte de la carrera de Medicina Familiar se enseña sexología, por lo cual vivimos pensando en un marco heteronormativo, únicamente en el binomio masculino y femenino. Sin embargo, hay muchas realidades en la diversidad sexual y no las contemplamos", ha expresado.

La sexóloga ha explicado que en el ejercicio médico existen varios fallos a la hora de escribir las historias clínicas. "Ponemos el sexo masculino o femenno y no ponemos ninguna otra variante. Luego por la apariencia física, no le preguntamos a la persona sobre su identidad sexual, ni sobre su orientación sexual, damos por entendido que si viene una persona que tiene aspecto de mujer es una mujer y que tiene una pareja masculina", ha señalado.

Para Jurado, esta realidad "no beneficia" para nada a las personas transexuales y hay que "visibilizar" la diversidad sexual. “Las personas transexuales asumen que no se les entiende, que carecen de una acogida amable, que no se tiene en cuenta sus circunstancias”, argumenta.

"Los temores y las bajas consultas se deben a que una persona transexual vive experiencias de faltas de respeto a la hora de ser atentidas. Imagina a una persona que tiene aspecto de mujer y que está en proceso de cambio. Que insistan en llamarla por su nombre que tuvo al nacer, que corresponde con el sexo que se le asignó al nacer. Sus temores están porque no se le respete,  porque no se le cambie el nombre,  porque no se le acepte la condición que esa persona quiere hacer visible", ha argumentado Jurado. 


Unidades de atención para personas transexuales   


Pese a esta situación, la sexóloga ha señalado que existen unidades de atención especializadas para las personas transexuales y que es en este espacio sanitario donde el médico de Familia tiene una figura clave. "Hay mucho por hacer, está claro que la transexualidad hoy en día se maneja dentro de las unidades de atención específicas. La medicina de familia ha de actuar como puerta de entrada y primera etapa teniendo en cuenta las realidades y dando facilidad de acceso, informando, acogiendo", ha explicado.

La unidad para la atención de personas transexuales son unidades especializadas y multidisciplinares que cuentan con equipos de Pediatría, Medicina de Familia, Ginecología, Urología, Endocrinología y Psicología. "Cada Comunidad Autónoma contará con estas unidades dependiendo los recursos sanitarios. Estos equipos han sido formados para trabajar con este colectivo", ha sentenciado Jurado.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.