Semergen y Apepoc ponen en valor la importancia de la detección precoz de la EPOC

Primaria y pacientes de EPOC exigen espirómetros para los centros de salud


17 nov 2021. 14.50H
SE LEE EN 3 minutos
Cada tercer miércoles de noviembre se celebra el día mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), una de las patologías más habituales en Atención Primaria y que suelen diagnosticarse y tratarse desde el primer nivel asistencial.

El diagnóstico de la EPOC precisa de una actitud proactiva de todos los profesionales, por ello, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) junto a la Asociación de Pacientes con EPOC (Apepoc), quiere poner en valor la importancia de la detección precoz para establecer medidas que ayuden a minimizar el deterioro de la enfermedad.

La enfermedad se debe fundamentalmente al tabaquismo, ya que más del 80 por ciento de los casos es debido al consumo habitual de tabaco, pero también se puede desarrollar por la exposición a la contaminación y a las infecciones respiratorias desarrolladas en la infancia. Su prevalencia global se estimó en el 11,8 por ciento en personas de 40 años o más durante el periodo 2018-2019, lo que aplicado a la población española de dicho tramo etario, apunta a un total de 3.192.001 personas diagnosticadas de EPOC en España. 

¿Cuál es el papel de las espirometrías en el diagnóstico precoz de la EPOC?


A través de un comunicado, ambas entidades han querido insistir en la necesidad de la realización de espirometrías y en la aplicación correcta de las guías para lograr un diagnóstico certero y precoz en los pacientes con EPOC. En esta línea, la Guía Española de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GesEPOC) recomienda la realización de una espirometría a todos los pacientes mayores de 35 años que sean sintomáticos y presenten un consumo acumulado de tabaco de al menos 10 años.

"Tanto Semergen como Apepoc, reivindicamos que todos los centros de Atención Primaria deben disponer de los medios materiales, personales y organizativos adecuados para el diagnóstico de la EPOC. Así, como venimos señalando, es fundamental realizar una espirometría  a aquellos pacientes que acudan a consulta presentando síntomas respiratorios compatibles con la enfermedad", resaltan en el comunicado. 

Para ello es necesario:
  •  Incremento de la plantilla de profesionales de AP.
  •  Dotación de espirómetros a aquellos centros de AP que aún no disponen de uno.
  •  Formación periódica sobre espirometrías dirigida tanto a personal médico como al personal de  Enfermería.

Según APEPOC, las principales demandas de los pacientes EPOC a Sanidad después de la pandemia son:

  • Retomar las revisiones, priorizando la atención de los pacientes que requieren un diagnóstico precoz, y la de pacientes con mayor fragilidad.
  • La teleconsulta como modelo complementario para dar a apoyo a la presencial.
  • Retomar la realización de la espirometría en los Centros de Salud.
  • Promover programas de rehabilitación respiratoria en el ámbito comunitario.
  • Promover programas estructurados de automanejo de la enfermedad.
  • Reforzar la atención a la salud mental para los pacientes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.