Los médicos de Familia reclaman una adecuación de los centros de salud que evite nuevos contagios por Covid-19

Primaria urge una desescalada segura con triajes reflexivos y medidores CO2
Antonio Fernández-Pro Ledesma e Inmaculada Cervera.


22 sep 2021. 18.30H
SE LEE EN 3 minutos
Tras la relajación de las medidas más restrictivas para paliar la pandemia del Covid-19 la Atención Primaria afronta una vuelta a la presencialidad anunciada por las autoridades sanitarias y demanda por los pacientes. Sin embargo, según avisan los expertos, los centros de salud no están preparados a nivel organizativo ni cuentan con las infraestructuras necesarias para afrontar esta desescalada.

“La desescalada debe ser adecuada al riesgo epidemiológico, se deben adecuar los centros con ventilación adecuada y medidores de CO2, y que el paciente venga con un triaje sencillo para que cuando tenga sintomatología Covid venga por un circuito diferenciado”, reclama Inmaculada Cervera, coordinadora del grupo de trabajo de Gestión Sanitaria y Calidad Asistencial de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), en conversación con Redacción Médica.

Una vuelta a la presencialidad que, según el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Antonio Fernández-Pro Ledesma, se ha desarrollado ya en prácticamente todos los centros: “Nosotros no hemos dejado de ver a nadie durante la pandemia. La desescalada en un centro de salud está prácticamente hecha. La demanda se está atendiendo sin ningún tipo de limitación”. 

¿Se puede garantizar la seguridad en los centros de salud?


Ante la falta de limitación actual, Cervera considera que ahora mismo no se puede garantizar la seguridad de todos los pacientes y augura que se producirán contagios en los centros de salud: “O controlamos el flujo de pacientes con un triaje reflexivo cuando soliciten la consulta o vamos a tener un problema de contagios en los centros. La pandemia no termina de desaparecer y la Primaria no está preparada para mantener la distancia de seguridad y garantizar una ventilación adecuada”.

La facultativa de Medicina de Familia pone de ejemplo las salas de espera, donde no hay una correcta ventilación y se acumula un alto número de pacientes, alguno de ellos de alto riesgo. “No se ha interiorizado todavía que el paciente no puede ir a la playa o al bar con las mismas condiciones con las que puede venir al centro de salud. Somos conscientes de que quieren presencialidad, pero debemos saber el momento epidémico que vivimos”, reclama la coordinadora del grupo de trabajo de Gestión Sanitaria y Calidad Asistencial de Semergen.

¿Hasta cuándo se deben mantener los circuitos Covid?


Para disminuir el riesgo de contagio, Cervera alude a un triaje previo que se realice a la hora de solicitar la consulta, tanto en el mostrador de los centros como cuando se solicite online. “No podemos estar todo el día con el EPI puesto, tiene que haber un triaje reflexivo. Una pregunta cómo ¿Tiene usted síntomas de tos, fiebre, diarrea o cefalea? “, detalla.

El objetivo de este triaje es redireccionar los pacientes con sintomatologías Covid por un circuito diferenciado. Unos circuitos que actualmente están implantados en todos los centros y que los expertos abogan por mantener hasta que la pandemia se encuentre en fase de nueva normalidad.

“Hasta que no haya una contraorden se mantendrán. De momento, hay que estar alerta. Los circuitos de limpio y sucio se deben mantener mientras estemos en prevalencia y se determine la aplicación de la tercera dosis”, señala el presidente de SEMG, quien a pesar de su mantenimiento cree que no serán igual que al principio de la pandemia.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.