SEMG advierte que las enfermedades pulmonares crónicas pueden aumentar la probabilidad de Covid grave

Mantener un buen control del asma y la EPOC, esencial durante la pandemia
Mario Bárcena, miembro del Grupo de Trabajo de Respiratorio de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).


23 sep 2021. 12.50H
SE LEE EN 3 minutos
“Mantener un correcto control de enfermedades respiratorias crónicas -como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)-, es importante siempre, pero aún más en tiempos de pandemia Covid-19”, según ha recordado hoy en Zaragoza Mario Bárcena, miembro del Grupo de Trabajo de Respiratorio de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

“Las enfermedades pulmonares crónicas, aunque no parece que incrementen el riesgo de contagiarse por coronavirus, sí que pueden aumentar la probabilidad de enfermar gravemente a causa de la Covid-19”, según ha explicado Bárcena. Es el caso del asma (si es moderada a grave) o de la EPOC, incluyendo enfisema y bronquitis crónica. Del mismo modo, según el experto de la SEMG, hay que tener especial cuidado con quienes tengan el tejido pulmonar dañado, como es el caso de la enfermedad pulmonar intersticial (incluida la fibrosis pulmonar idiopática); fibrosis quística, con o sin trasplante de pulmón u otro órgano sólido; o hipertensión pulmonar.

Bárcena ha sido uno de los ponentes de las XXII Jornadas de la Sociedad Aragonesa de Médicos Generales y de Familia (SEMG Aragón) celebradas del 21 al 23 de septiembre en el Paraninfo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, tanto en formato presencial como online para llegar al mayor número de médicos interesados. 

Bárcena ha analizado todo lo que rodea al paciente respiratorio en el entorno Covid-19, empezando por el asma, una enfermedad muy prevalente en las consultas de Atención Primaria. Los consejos sobre el manejo del asma durante la pandemia de Covid-19
transmitidos a los médicos participantes en la Jornada de SEMG Aragón fueron comprobar la técnica de inhalación, la adhesión al tratamiento, utilizar el dispositivo de inhalación adecuado al paciente y ofrecer los fármacos adecuados a la gravedad de la enfermedad.


Del mismo modo, se debe recomendar a los pacientes con asma la vacunación Covid-19 y que mantengan el tratamiento prescrito, especialmente los corticoides inhalados y los corticoides orales si están prescritos. 


Normas de bioseguridad


El representante de la SEMG ha informado que, según la Guía GEMA 5.1., se recomienda no efectuar pruebas de función pulmonar y de esputo inducido a los pacientes asmáticos infectados y en toda la población durante los periodos álgidos de la pandemia (picos de lasoleadas).

No obstante, fuera de ellas, como puede ser el momento actual, se pueden realizar siguiendo determinadas normas de bioseguridad. En el tratamiento de los pacientes con asma infectados por el SARS-CoV-2, tampoco se emplearán nebulizadores para la aerosolización de fármacos, sino dispositivos acoplados a espaciadores o cámaras de inhalación.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.