La sociedad científica imparte en su XXVII Congreso una serie talleres específicos sobre esta técnica no invasiva

La SEMG forma a Familia en la dermatoscopia para detectar melanomas
Jenny Dávalos.


20 jun 2021. 13.20H
SE LEE EN 4 minutos
“No podemos olvidar que la mortalidad por cáncer cutáneo es una realidad, en la que el temido melanoma se puede hacer responsable entre 75-95 por ciento de los casos, pudiendo tener una curación completa (80 por ciento) si se diagnostica precozmente y se trata en sus fases iniciales”, según ha informado Jenny Dávalos en el XXVII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia.

Precisamente, el médico de Familia puede apoyar la detección precoz mediante la dermatoscopia de este tipo de cáncer de piel del que en España se detectan anualmente más de 6.000 nuevos casos de melanoma y 900 muertes, siendo el causante de la mayoría de las muertes en pacientes dermatológicos.

“Se ha demostrado que, al identificar patrones dermatoscópicos, podemos detectar desde la consulta de Atención Primaria lesiones sospechosas de malignidad mediante la dermatoscopia y, con la detección precoz, evitar complicaciones”, según Dávalos, que forma parte del Grupo de Dermatología de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), cuyo responsable es Juan Jurado.

La necesidad de que el médico de Familia conozca la técnica de la dermatoscopia ha llevado a la SEMG a convertirse en una de las sociedades científicas que más formación imparte sobre la misma. Ejemplo de ello, es que se ha incluido dentro del programa científico de su congreso nacional una serie talleres específicos sobre esta técnica no invasiva, en la que “no hacemos sufrir nada al paciente y, además, podemos ver algo oculto habitualmente a nuestros ojos, y lo que ocurre por debajo de la capa córnea de la piel”. Sin embargo, es preciso tener un entrenamiento para poder interpretar adecuadamente las imágenes que vemos, por lo que se ha desarrollado toda una metodología, comprobada y consensuada.

Una prueba no invasiva indolora


La dermatoscopia proporciona una lógica durante el proceso de diagnóstico diferencial, que mejorará ostensiblemente la precisión diagnóstica. “Especialmente, elevará nuestra sensibilidad en nuestra consulta para diagnosticar lesiones sospechosas de malignidad”, ha indicado durante el Congreso en Palma de Mallorca. 

Los miembros del Grupo de Trabajo de Dermatología de la SEMG han señalado como principales ventajas de la dermatoscopia que es una prueba no invasiva indolora; es una técnica muy rápida que no necesita que el paciente presente una preparación previa; no tiene límite de edad; se puede realizar con cualquier tratamiento que esté realizando el paciente y con cualquier patología previa; y, por último, no produce ningún daño ni ninguna molestia.

Entre los principales factores que pueden aumentar las posibilidades de padecer melanoma se encuentran los antecedentes genéticos, los lunares atípicos y la exposición a los rayos UV. La prevención primaria (la que intenta evitar el desarrollo de la enfermedad) es fundamental y debe darse a lo largo de todo el año. Por otro lado, la prevención secundaria puede ser vital a la hora de tratar este tipo de cáncer, y es donde es fundamental la participación del médico de Atención Primaria que, según los expertos, si se detecta en fases avanzadas, su pronóstico es más grave mientras que este tipo de cáncer de piel es potencialmente curable cuando se trata en sus estadios iniciales.


Exposición solar controlada


Con motivo de la llegada del verano, el Grupo de Dermatología de la SEMG ha recordado que la exposición solar “no debería ser descontrolada, no hay estar expuestos por horas al sol, deberíamos de mantener una exposición controlada y con protección, tanto para mantener el metabolismo de nutrientes y evitar lesiones cutáneas que puedan progresar a lesiones malignas”.

Los expertos han insistido en que la exposición solar prolongada se considera innecesaria y la mayoría de las personas que lo llevan a cabo no lo hacen por salud, sino por lograr un bronceado atractivo. Desde el punto de vista de salud pública, el mejor método para manejar el estatus de la vitamina D es la fortificación de los alimentos.

En pacientes en riesgo de deficiencia, la vitamina D se debe obtener de la dieta o con suplemento, y no por exposición solar. En este sentido, las recomendaciones de fotoprotección siempre serán las más importantes ya que, como se ha mencionado anteriormente, la vitamina D varios alimentos están suplementados con dicha vitamina para evitar deficiencias.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.