18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 20:50
Especialidades > Medicina de Familia

El médico de familia no tiene razones para recomendar beber con moderación

La Semfyc defiende que "no hay umbrales seguros para el consumo de alcohol, según la evidencia científica"

El consumo nocivo de alcohol es el tercer factor de riesgo más importante de muerte prematura y enfermedad en España.
El médico de familia no tiene razones para recomendar beber con moderación
Redacción
Martes, 26 de septiembre de 2017, a las 13:20
La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) se ha posicionado a través del Grupo Educación Sanitaria y Promoción de la Salud sobre la controversia acerca de los hipotéticos beneficios de un consumo de menos a 30 grs/día de alcohol. Lo ha hecho para afirmar que "no hay razones para recomendar como beneficio para la salud para el conjunto de la población el consumo de bebidas alcohólicas de cualquier graduación. Actuar de esta manera puede considerarse irresponsable". Además, consideran que "estos mensajes pueden ser interpretados de manera muy distinta y aumentar los riesgos para la salud de algunos colectivos sociales".

Según el coordinador del grupo, Rodrigo Córdoba, el posicionamiento de Semfyc surge, en parte, como respuesta ante "la convención que se está instalando en la sociedad de que hay un consumo moderado que es beneficioso para la salud cuando, en realidad y según la evidencia científica, no hay umbrales seguros para el consumo de alcohol y es recomendable hablar de casos de un consumo de bajo riesgo que, además, debe ser individualizado".

De hecho, insisten en los principales riesgos para la salud de consumir bebidas alcohólicas. En datos específicos para España, la ingesta nociva de alcohol es el tercer factor de riesgo más importante de muerte prematura y enfermedad (solo superado por el tabaco y la hipertensión) y es un factor de enfermedad más importante que la hipercolesterolemia y el sobrepeso. El alcohol, además, puede ser causante o agravante de más de 60 enfermedades, al tiempo que es responsable de notables problemas, incluyendo criminalidad y violencia, con enormes costes sociales.

Alcohol y enfermedad cardiovascular

Un buen número de artículos han sugerido que consumos de 30 grs/día de alcohol pudieran  tener cierto beneficio en la cardiopatía isquémica en algunos grupos de personas. Sin embargo, estos datos deben cuestionarse puesto que se han observado diversos problemas metodológicos observados en los estudios sobre 'consumo moderado' y, por el contrario, el consumo de alcohol aumenta inequívocamente el riesgo de enfermedad hipertensiva, ictus hemorrágico y fibrilación auricular.

Intervención en Atención Primaria

El análisis de la evidencia ha impulsado al Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud de la Semfyc a recomendar la exploración del consumo de alcohol ante un primer contacto con un paciente y como parte de un examen preventivo rutinario, al tiempo que quiere concienciar sobre la importancia de dar un mensaje claro sobre la necesidad de reducir el consumo de alcohol, "dado que no existen umbrales seguros de consumo".

El especialista señala que "el médico de familia no debe recomendar 'beber con moderación', sino que debe instar a sus pacientes que tiene un consumo de riesgo a reducir su consumo". De hecho, una de las  actuaciones que se señala con mayor nivel de coste-efectividad para prevenir el riesgo del consumo alcohol consiste en implantar programas de identificación temprana del consumo y la intervención breve en las consultas de Atención Primaria.