20 may 2019 | Actualizado: 12:20

Dar poder al paciente no implica quitárselo al médico

Lo importante es que "cada uno tome poder en su entorno específico", explica el director de la Fundación IMIB

José Ángel Sánchez Pérez.
Dar poder al paciente no implica quitárselo al médico
vie 10 mayo 2019. 14.55H
Hay una especie de reticencia involuntaria e inconsciente de algunos –o muchos– profesionales médicos al concepto de empoderamiento del paciente. Lo ven como una especie de invasión de competencias, y es que el médico es el profesional que mejor sabe de la enfermedad y tiene mucha experiencia en su tratamiento.

Este es un miedo que, en la práctica, no tiene razón de ser. "Una de las controversias que llegan a frenar la colaboración médico-paciente es que se ha dicho que para que el paciente tenga poder el profesional debe perderlo, y no es eso, sino que cada uno tome poder en su entorno específico".

Así ha hablado Jesús Ángel Sánchez Pérez, director de la Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB) Virgen de la Arrixaca, que ha hablado de la Escuela de Salud de Murcia durante el VII Congreso Nacional de Pacientes Crónicos de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).


Poder y libertad


"Las personas más preparadas son más poderosas, y las personas poderosas son más libres", ha apuntado. "Además, las personas más preparadas hacen relaciones más poderosas" con los pacientes.

Ese es el objetivo de la escuela de salud. "Nace con el propósito de que sea una apuesta segura por el conocimiento, para que tomen las mejores decisiones y sean lo más autónomos posible" recalca Sánchez Pérez. "Esto no es solo por sostenibilidad, es una cuestión de madurez, responsabilidad y que cada uno haga lo que le toca hacer".

De izquierda a derecha: Jaime Alapont, Sonia Abellán, Aurora Tomás Lizcano, Manuel Arellano y Jesús Ángel Sánchez.


La escuela pretende lograr una red de colaboración que aproveche el conocimiento de los profesionales de la consejería de Salud, del Servicio Murciano de Salud, ayuntamientos, asociaciones "y los propios ciudadanos", ha señalado Sánchez Pérez.

El director de la Fundación de Investigación del IMIB explica, no obstante, que aunque el factor sanitario es un condicionante de la salud de menor peso que los genéticos, ambientales, sociales, económicos y, en menor medida políticos, es importante que la vida del paciente no gire en torno al sistema sanitario.

Y ha concluido, parafraseando un conocido adagio, "el paciente no es el centro del sistema, es el centro de su propia vida; y los profesionales tenemos que dar el servicio para lo que le falta en su vida".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.