El desconocimiento de qué tipo de vacuna les llegarán imposibilita elaborar listados de pacientes con antelación

Covid | Primeras vacunas en centros de salud: el gran 'pero', en las listas
Álvaro Morán (izquierda) y Manuel Mozota.


24 feb 2021. 19.00H
SE LEE EN 3 minutos
La gran mayoría de comunidades autónomas ha comenzado a vacunar a las personas mayores de 80 años que no viven en residencias, lo que implica el uso de instalaciones hasta ahora no aprovechadas en la estrategia, ya sean centros de salud o los conocidos como vacunódromos. Sin embargo, los problemas que se están viendo en ambos sitios son similares.

El principal problema son los retrasos en la elaboración de las listas de personas a vacunar ya que se desconoce el tipo de vacuna que recibe cada centro hasta que les llega. “Los equipos están preparados pero las dosis llegan poco a poco y los listados son cambiantes. Si te llega la de Astrazeneca, hay que vacunar a un grupo distinto”, comenta a Redacción Médica el secretario del grupo de trabajo de Actividades Preventivas y salud Pública de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Álvaro Morán.

El personal demanda “vacunas suficientes y listados actualizados para que se puedan organizar con tiempo los equipos de Atención Primaria”, señala Morán, que trabaja en el Punto Covid Salamanca.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Los retrasos en la elaboración de los listados también son la principal preocupación para Manuel Mozota, presidente de SEMG-Navarra y coordinador de las sociedades autonómicas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.

“Los gestores están esperando a que lleguen las vacunas para elaborar las listas de personas a inmunizar”, comenta, lamentándose: “No estamos vacunando a buen ritmo, deberíamos intensificarlo, tanto en los centros específicos para ello [los vacunódromos] como en los centros de salud”.


Vacunación Covid: mayores de 80 años inlocalizables


Mozota prevé que, con el ritmo actual de vacunación, no finalizará la inmunización de mayores de 80 años hasta abril. Además, los centros de salud no están abriendo más horas o festivos para incrementar la frecuencia de vacunación, si bien es un dato que no puede asegurar que ocurra así en todas las regiones. “En cambio, en los centros específicos sí se está haciendo”, con personal contratado ad hoc para ello, por norma general.

El otro gran problema que este médico de Familia está viendo es la dificultad para localizar algunas de las personas que deben vacunarse. “Hay pacientes que se quejan de que todavía no les hemos llamado, a otros lo hemos hecho pero no sabemos cómo contactar con ellos”. Y es que parte de los ancianos no tiene un teléfono actualizado a través del cual ponerse en contacto. “Estamos teniendo problemas en reincorporar a la gente que no hemos podido contactar en un principio”.

Mozota se muestra convencido de que los centros de salud son suficientes para vacunar a toda la población, sin necesidad de habilitar grandes espacios, pero “ante un aumento de la presión asistencial, deberían dotarnos de medios suficientes y necesarios”.

“Lo hacemos todos los años con la gripe, somos capaces de vacunar si nos ponen los medios”, afirma, y advierte: “Es ahora, en febrero, cuando podemos poner los medios necesarios para terminar [de vacunar a la población] en junio; si lo hacemos en mayo, va a ser imposible”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.