24 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:30
Especialidades > Medicina de Familia

"Los pacientes reciben mejor recomendaciones de pacientes expertos"

Aureliano Ruiz, vicepresidente de FEDE, destaca la importancia de esta figura en el V Congreso Semergen de Crónicos

Aureliano Ruíz.
"Los pacientes reciben mejor recomendaciones de pacientes expertos"
Redacción
Lunes, 01 de mayo de 2017, a las 12:10
Una de las principales patologías crónicas de nuestro país es la diabetes, y tendrá una fuerte presencia en el V Congreso Nacional Semergen de Pacientes Crónicos. Aureliano Ruiz, vicepresidente de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), será su representante dentro del Congreso, considera que “el hecho de que médicos y pacientes tengan este punto de encuentro y debate es fundamental porque, en muchas ocasiones, comprobamos que cada colectivo se centra en su área de trabajo y se obvia algo tan importante como el diálogo entre los principales actores que conforman el SNS: médicos y pacientes”.

Ruiz explica que este evento “será un lugar magnífico para intercambiar opiniones, posturas y visiones y, lo más importante, dejar claro que todos somos profesionales. A saber: médicos en enfermedades crónicas, y pacientes, en convivir con ellas”.

El empoderamiento del paciente es algo fundamental, “sobre todo en el siglo XXI”. La figura del paciente experto “no es solo para su beneficio propio sino para el resto de pacientes crónicos, a los cuales puede ayudar y contribuir a la mejora de su tratamiento”.

De hecho, Ruiz admite que “en ocasiones, los pacientes reciben mejor las recomendaciones por parte de pacientes expertos que del propio médico debido a esa empatía que se crea entre ellos”. No obstante, señala, desde FEDE “nuestra principal premisa es que se establezca una comunicación fluida y de confianza con el profesional médico”.

El vicepresidente de FEDE considera que, por parte de las sociedades médicas, queda por cambiar el chip “decimonónico” de algunos profesionales médicos –“cada vez menos” – de que el médico “lo sabe todo” y el paciente debe acatar “sin preguntar”. “Ahora debemos apostar por un modelo de decisiones compartidas, en el que el médico explique las diferentes alternativas de tratamiento, el paciente las analice y, en colaboración, opten por la mejor de las opciones”.