La médica Anna Escalé alega que la IA ayuda a "disponer de más tiempo para tareas exclusivas de los sanitarios"

¿Cómo ayuda la inteligencia artificial a desburocratizar la tarea médica?
Médica y miembro del grupo de Salut Digital de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic), Anna Escalé.


23 jul 2022. 12.00H
SE LEE EN 4 minutos
La inteligencia artificial está cada vez más presente en el ámbito sanitario, pero tiene menos protagonismo en las consultas de la Atención Primaria. La médica y miembro del grupo de Salut Digital de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic), Anna Escalé, pide que la Atención Primaria esté en la investigación sobre inteligencia artificial y el "compromiso y dedicación de la Administración para ir incorporando estas herramientas a las consultas de Atención Primaria".

Escalé, que trabaja en la Atención Primaria en un centro del Institut Català de la Salut (ICS) de la Cataluña Central, explica la necesidad que la Atención Primaria esté presente en los estudios que validan las herramientas de inteligencia artificial. "Es imprescindible que se cuente con nuestro criterio. Hace falta la implicación de la Atención Primaria desde el inicio en el desarrollo de algoritmos para ayudar que se conviertan en herramientas realmente útiles en la práctica clínica", detalla.

Sobre los profesionales sanitarios, asegura en una entrevista con Redacción Médica que "tenemos que estar implicados desde el primer momento para poder validar las herramientas y que podamos sacarle beneficio".

¿Está implementada la inteligencia artificial en las consultas?


La implementación de la inteligencia artificial en las consultas de primer nivel asistencial ya se está produciendo, aunque aún de forma "muy incipiente". Sin embargo, Escalé afirma que "no podemos dar la espalda a la implementación de las nuevas tecnologías en nuestras consultas porque, entre otras cosas, nos permitirán avanzar hacia una medicina más personalizada e individualizada".

"El uso de modelos predictivos nos podrán ayudar a individualizar los cribados, también ver las medidas de refuerzo en la adherencia terapéutica, y donde realmente ya están bastante desarrollados y nos podrán servir de ayuda como herramienta de apoyo diagnóstico a las consultas, es en el análisis de imágenes como las radiografías, las imágenes dermatológicas o los electrocardiogramas, entre otros", añade la médica. Escalé incide en que las nuevas tecnologías "nos deberían ayudar a hacer aquellas tareas que realmente no requieran de una exploración física y que, por tanto, nos pueden ayudar a desburocratizar las tareas asistenciales". Todo ello debe permitir a los profesionales sanitarios "disponer de más tiempo para hacer otras tareas que solo nosotros podemos hacer 'in vivo'".

Este avance debe garantizar una "mayor efectividad y eficacia en la resolución de las consultas", sostiene. La miembro del grupo de Salut Digital de la Camfic defiende que si la inteligencia artificial "nos ayuda a diagnosticar de una manera más rápida y con mayor precisión diagnóstica a los profesionales, esto repercute en el paciente con ahorro de tiempo, rapidez, eficacia y eficiencia".

"Somos una especialidad que lo engloba todo, pero a la vez somos los profesionales los que conocemos el entorno del paciente, sus antecedentes y su contexto comunitario y familiar; esto supone una visión global que es imprescindible cuando debemos tomar decisiones en salud", alega.

¿Tienen suficiente formación los médicos en IA?


Aunque hay cada vez más implicación y proyectos que conjugan la Atención Primaria y la inteligencia artificial en Cataluña, como el proyecto Salut/IA y la Fundació TIC Salut Social, desde la Camfic se pide que el ritmo del compromiso de la Administración para instaurar estas herramientas vaya a la par que el avance de las nuevas tecnologías. En ese sentido, "es importante que los médicos de Familia nos formemos en inteligencia artificial porque tendremos que trabajar con ella. Hace falta mayor formación en este ámbito", reconoce Escalé.

La médica comenta que la inteligencia artificial es un campo nuevo en el ámbito de la sanidad y que se deben "crear equipos multidisciplinarios que engloben profesionales sanitarios y técnicos ingenieros". De esta forma los sanitarios se podrán implicar en el desarrollo de la tecnología para que sea más eficaz y eficiente y así el resultado tendrá más en cuenta la realidad asistencial del día a día y estará enfocado a la práctica.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.