Los ingenieros señalan los 5 puntos clave del hospital ante una emergencia

Electricidad, gases medicinales, climatización, suministro de agua e infraestructuras, vitales para la actividad

Laura-Andrea Gómez, vocal de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Colegio y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid.
Los ingenieros señalan los 5 puntos clave del hospital ante una emergencia
vie 22 enero 2021. 13.40H
La actual crisis del coronavirus ha puesto en evidencia la importancia de las infraestructuras, suministros y equipamiento para el buen funcionamiento de un hospital. Si a la ecuación añadimos la variable de un temporal como Filomena, aparece un escenario difícil de prever. Los ingenieros industriales de Madrid reivindican el papel de la Ingeniería Hospitalaria ante situaciones de emergencia.

“En este tipo de situaciones ante una crisis sanitaria es imprescindible poder garantizar los suministros vitales para dar el soporte necesario a la actividad asistencial”, destaca Laura-Andrea Gómez, vocal de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Colegio y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid. En el caso de un hospital son los departamentos de ingeniería y mantenimiento los responsables de suministros críticos como electricidad, gases medicinales, combustibles o agua, así como de las infraestructuras.

La improvisación y la falta de directrices claras y concisas pueden provocar una peor asistencia sanitaria así como grandes pérdidas económicas, por ello es de vital importancia una buena organización. En el caso de la Comunidad de Madrid, desde la Dirección General de Infraestructuras de la Consejería de Sanidad, se  transmite a los hospitales las recomendaciones necesarias para paliar los efectos y proteger las infraestructuras. “Los puntos fundamentales que se deberían de vigilar y asegurar con respecto a las instalaciones dentro de un hospital son de forma prioritaria: electricidad, gases medicinales, climatización, suministro de agua e infraestructuras”, destaca la experta del Colegio y la Asociación.


Electricidad y gases medicinales


El sistema eléctrico es el corazón de un hospital, sin él no pueden funcionar prácticamente ninguna instalación ni, por consiguiente, el equipamiento electromédico necesario para el soporte vital y el tratamiento de pacientes.”Los hospitales de nueva construcción disponen de dos acometidas eléctricas por si se encuentran con una avería en el suministro, sin embargo la mayoría de los hospitales únicamente disponen de una”, indica Laura-Andrea. Por este motivo, considera de suma importancia anticiparse y tener los depósitos de combustible de los grupos electrógenos llenos para, en caso de corte de suministro, poder garantizar así el correcto funcionamiento de los servicios críticos. 

La Ingeniería Hospitalaria trabaja para garantizar los suministros vitales en los hospitales




Los pacientes con Covid-19 tienen un alto consumo de oxígeno medicinal, que se distribuye a través de depósitos instalados en el hospital. Habitualmente el abastecimiento de este tipo de gases desde las plantas de producción es muy fiable, pero situaciones como el temporal Filomena, con copiosas nevadas que derivaron en cortes de carreteras y accesos a los centros hospitalarios, pueden comprometer el suministro. “La colaboración, experiencia e implicación de todos los proveedores han permitido que el suministro pueda ser garantizado con éxito incluso en la situación extrema que hemos vivido”, subraya.

Considera imprescindible que los hospitales, como medida de contingencia y para evitar este tipo de situaciones, puedan garantizar mediante la reserva adecuada la demanda en condiciones normales requerida durante siete días. También resalta la importancia de establecer un sistema de vigilancia de los elementos que componen el sistema de almacenamiento, preparación y distribución: los sistemas de intercambiadores, mezcladores, rampas y demás valvulería para evitar que se vean afectados por las inclemencias de las bajas temperaturas u otros factores adversos.


Climatización y suministro de agua


En situaciones extremas es necesario asegurar los suministros de gas natural o de gasoil, si hablamos de instalaciones más antiguas. “Las estaciones de regulación y medida del gas natural se deben proteger especialmente, ya que suelen estar a la intemperie en muchos casos, facilitando su congelación. En el caso del gasoil, al igual que con los grupos electrógenos, se han de tener los depósitos completos y proteger los sistemas de bombeo”, aconseja Laura-Andrea Gómez.

Para las unidades de tratamiento de aire (UTA) que disponen de baterías de frío y calor, alimentadas independientemente, si se dan  temperaturas frías extremas se deben vaciar las de frío para evitar que, al no circular el agua por estar desconectado el circuito, puedan generar hielo y romperse.

Los centros sanitarios suelen contar con una única línea de abastecimiento de agua potable que abastece a los aljibes de consumo, servicios auxiliares y protección contra incendios. Por ello, una avería en la misma supone que el hospital pasa a depender de los aljibes, normalmente con poca capacidad de almacenamiento, pudiendo agravarse aún más debido a que una avería en esta instalación suele tener tiempos de resolución elevados.


Infraestructuras


En situaciones como la vivida hace unos días por el temporal, se trata de un punto crítico a tener en cuenta en la estrategia de gestión del hospital. Como apunta la experta del Colegio “un exceso de nieve y hielo en las cubiertas puede provocar además humedades y goteras, un gran problema estructural que puede conllevar a la evacuación parcial o total del centro”.

Las cubiertas, accesos y escaleras de emergencia deben estar en condiciones de garantizar su transitabilidad; debiendo dejar libres de obstáculos  las mismas, teniendo previsto el acopio de sal suficiente para caso de nevadas. Asimismo, se deben limpiar los imbornales, alcantarillas y toda la red de desagüe y canalización hacia la red de emisario. En caso de rejas de desbaste, deben estar limpias y accesibles al personal de mantenimiento y posible acceso de camiones para su limpieza.

Los accesos deben de estar garantizados no solo para pacientes, trabajadores y acompañantes sino para poder asegurar los suministros esenciales de combustibles y gases, así como  alimentación, materiales sanitarios y fármacos, además de poder recoger los residuos generados por el hospital.    
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.