El sector de la Ingeniería aborda el desarrollo ambiental de los centros sanitarios en el Congreso Nacional de la AEIH

La revolución 'verde' llega al hospital: energía sin huella contaminante
La mesa ha contado con la participación de responsables de mantenimiento de siete centros.


31 oct 2021. 17.30H
SE LEE EN 2 minutos
Los hospitales no permanecen ajenos a la alarma generada por el cambio climático, que, según ha advertido en el Congreso de Ingeniería Hospitalaria Carlos García, director de la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN), constituye “uno de los principales retos de nuestro tiempo”. En cualquier caso, reducir la “huella” que dejan los centros sanitarios en la atmósfera no es una tarea imposible, pues estos disponen de sistemas cada vez más sofisticados de ahorro energético. Ejemplo de ello es el hospital valenciano de Manises, que en la mesa dedicada a la emergencia del clima ha expuesto unos resultados que invitan a la esperanza.

El encargado de hacerlo ha sido Iván Ruiz, responsable de mantenimiento e infraestructuras en el hospital de Manises, que ha tomado parte en la ponencia sobre el clima celebrada en el marco del Congreso Nacional que organiza la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH). Una mesa en la que ha despejado algunos datos de un proyecto de eficiencia energética que se puso en marcha en 2018 y que en este tiempo ha logrado minimizar hasta en un 43,5 por ciento la huella de carbono del centro.

Iván Ruiz, durante su intervención en el Congreso. 


Según Ruiz, el hospital valenciano ha rebajado un 40 por ciento su consumo de gas natural y ha ahorrado 3,8 millones de kilovatios en energía. Algo que, ha indicado, ha sido posible gracias a la consideración de medidas que abarcan desde la instalación de placas solares térmicas hasta la instalación de sistemas de climatización, así como la de generadores de frío.

Climatización y agua, principales gastos energéticos


En este sentido, Ruiz ha incidido en que la climatización, la iluminación y el agua constituyen los “principales gastos” energéticos para la mayoría de los hospitales, que podrían beneficiarse de este tipo de planes para rebajar su consumo.

En la misma línea, Carlos García ha llamado a los centros sanitarios a “definir sus objetivos” de eficiencia energética para avanzar en la incorporación de una estrategia que implique a la Ingeniería.

“Las instalaciones hospitalarias tienen un potencial de ahorro muy elevado”, ha incidido el director de FAEN, quien ha añadido que, aunque no se trata de la mayor de las “prioridades de la gerencia hospitalaria”, en la actualidad “hay mucha tecnología y potencial” para minimizar el impacto medioambiental de los centros hospitalarios.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.