15 dic 2018 | Actualizado: 14:40
vie 11 mayo 2018. 13.00H
@CristinaAlcalaL
Joana Huertas
La última crisis ha sido uno de los grandes problemas para la economía española de los últimos años, así como para todos los sectores que la integran, entre ellos, el sanitario. Tras esta década convulsa, el Sistema Nacional de Salud (SNS) ha visto cómo su gasto corriente se ha mermado significativamente y cómo su inversión en infraestructuras y tecnología se ha visto severamente reducida.

Estas y otras reflexiones han centrado la última jornada que ha organizado la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid (Coiim), donde gestores y proveedores de equipos electromédicos han ahondado sobre las principales dificultades a las que se han enfrentado estos años, así como el cambio de rol que se les presenta en el futuro.

Eduardo Portella, presidente de Antares Consulting, César Franco, decano del Coiim, y Andrés Gómez, presidente del Coiim en Ciudad Real.


El parque tecnológico en sanidad, viejo y obsoleto

El evento, moderado por Andrés Gómez, presidente del Coiim en Ciudad Real, ha contado en su primera parte con un diálogo entre gestores de la sanidad pública y la privada. En él, Luis Mosquera, presidente de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH), subdirector de Gestión en el Hospital Universitario 12 de Octubre y vocal de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Coiim y de la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (AIIM), ha manifestado que “la última década no solo ha sido convulsa, sino una ruina” para este sector. Esto ha provocado, tal y como ha puesto de manifiesto, que el sistema sanitario español se encuentre con “un equipamiento electrómedico viejo y obsoleto”. “Y encima mal mantenido”.

Una idea que comparte Ana Cabrero, subdirectora de Ingeniería del Hospital Universitario Gregorio Marañón, quien ha puesto de manifiesto cómo el mantenimiento de los equipos hospitalarios no ha llegado ni al 1,5 por ciento durante los años de crisis. “En el caso de mi hospital –ha explicado la experta- en la época de la recesión económica ya había equipos de más de 20 años, por lo que hay que gestionar esta tecnología de otra manera”.

Por su parte, Ignacio Narváez, director de Infraestructuras en Vithas y vocal en la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Coiim y de la AIIM, ha recordado a los asistentes que “el mantenimiento de los equipos tecnológicos en Medicina no puede fallar, porque es el soporte del resto de técnicas asistenciales y de continuidad para otras unidades hospitalarias”.

Todos ellos han llegado a la conclusión de que el futuro de un buen servicio de mantenimiento de electromedicina debe ser alta calidad, con riesgo compartido, contratos globales (y no encapsulados en una sola partida presupuestaria) e integrados horizontalmente con otras tecnologías. “Además, la nueva Ley de Contratos obliga a los ingenieros hospitalarios a priorizar y ordenar los recursos”, ha asegurado Cabrero.

Eduardo Portella, César Franco y Andrés Gómez en el momento de la inauguración de la jornada del Coiim.


Mayor regulación del mercado tecnológico

Incrementar la regulación en el mercado sanitario tecnológico es una de las principales demandas de los proveedores del sector. Según Óscar Polo, director de Ventas y Marketing en Agenor Mantenimientos, “el futuro pasa por aportar más herramientas de control en la inversión tecnológica sanitaria al gestor”, especialmente tras esta época convulsa. “Evidentemente la crisis y la falta de inversión afectó al sistema sanitario en España. La concentración de los contratos en grandes plataformas es una moda que se instaló después, endureciendo mucho más los pliegos técnicos y ajustando los precios”.

Por su parte, Josep Rodríguez Leyva, director general de Sisemed y vocal de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Coiim y de la AIIM, ha manifestado cómo la nueva Ley de Contratos ha conseguido que el ingeniero de hospital gane en poder de decisión en gestión y mantenimiento de los equipos tecnológicos. Una responsabilidad, ha asegurado, que hasta el momento solo tenía la Gerencia del centro sanitario. “Tenemos que colaborar entre nosotros en todos los procesos: desde la adquisición de los equipos tecnológicos sanitarios hasta su gestión y mantenimiento”.

En este sentido, Mónica Sánchez, responsable de Ventas del Customer Service en Siemens Healthineers y vocal de la Comisión de Ingeniería médica y Sanitaria del Coiim y de la AIIM, ha recordado que el “mercado de la salud se está transformando, y no solo en España”. La consolidación de la concentración, el aumento de la industrialización y la nueva gestión de la salud orientada al paciente son algunos de los factores a tener en cuenta en este nuevo escenario, algo que “marca también a los proveedores y a su forma de planificar”.

Finalmente, Llanos Martínez, directora de Ventas y Marketing de Servicios en GE Healthcare, ha querido ponerle el punto de vista positivo a esta situación convulsa. “Es cierto que la crisis nos afectó mucho, pero generó que el mercado estuviese menos segmentado y nos permitiese un mayor poder de negociación, con una reducción de los costes”. Paralelamente, ha asegurado Martínez, hubo una revolución tecnológica, con una mayor información disponible y equipamiento, que permiten unos precios más asumibles y poder salir de la obsolescencia.

El grado de obsolescencia tecnológica en España

Durante esta jornada, también ha habido hueco para una charla magistral, de la mano de Eduardo Portella, presidente de Antares Consulting, quien ha hablado de la tecnología como pilar de los servicios de salud.

En su ponencia, Portella no ha dudado en reconocer que la década convulsa ha dejado “un panorama complicado” para el SNS, pero a la vez, “lleno de nuevos retos”. Una de esas dificultades ha sido el grado de obsolescencia del equipamiento tecnológico en España: del 60 por ciento en equipos de 1-5 años y del 30 por ciento en equipos de 6 a 10 años. En comparación con otros países de su entorno europeo, España es la última en renovar equipos de TC, RM o Angiografía.

“La renovación del parque tecnológico médico debe plantearse con unos objetivos claros: planificado, basado en coste-beneficio y teniendo en cuenta el coste de las actualizaciones. Pero no solo a medio plazo, sino explotando las oportunidades emergentes y creando opciones de futuro para que sean factibles”, ha manifestado.

De izquierda a derecha: Carlos Jiménez Alonso, presidente de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del del COIIM y de la AIIM y vocal de la Junta de Gobierno del COIIM; César Franco, Llanos Martínez, directora de Ventas y Marketing de Servicios en GE Healthcare; Borja Ribed, vocal de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del COIIM y Coordinador de Recursos Corporativos en HM Hospitales; e Ignacio Jiménez-Carles, executive account manager de GE.


Carlos Jiménez, Belén Hernando, del Sermas; Eduardo Cano, responsable de Infraestructuras del Sermas; Joaquín García Rojo, del Hospital Clínico San Carlos; Luis Mosquera, presidente de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH), subdirector de Gestión en el Hospital Universitario 12 de Octubre y vocal de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Coiim y de la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (AIIM); y José Luis de los Frailes, subdirector de Infraestructuras del Hospital Fundación Alcorcón de Madrid.


A la izquierda, Carmen Vázquez Cáceres, secretaria técnica de esta Comisión e ingeniera del Departamento de Visados del Coiim, con Josep Rodríguez Leyva, director general de Sisemed y vocal de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Coiim y de la AIIM. A la derecha, Ignacio Narvaez, director de Infraestructuras en Vithas y vocal en la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Coiim y de la AIIM; con Óscar Polo, director de Ventas y Marketing en Agenor Mantenimientos.


Pablo Vimet, propietario de Meditech Repair; Diego Rivera, responsable de Electromedicina de Zona Centro de Tecnocontrol; y Paolo Aschedamini, operation manager de Meditech Repair. 


Luis Mosquera con José Luis de los Frailes y Martín Herrero, vocal de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH).


A la izquierda, Eduard Portella con Andrés Gómez. A la derecha, Javier Martínez de Ayala, subdirector de Gestión de GE, con Joaquín García Rojo. 


Ignacio Jiménez-Carles, Llanos Martínez y Carlos Jiménez. 


A la izquierda, José Ángel Rodríguez, director de Agenor, con Agustín Montes, de GE. A la derecha, Ana Cabrero, subdirectora de Ingeniería del Hospital Universitario Gregorio Marañón, con Claudio Meirovich, de Meirovich Consulting. 


Ramiro Sondonís, contract manager de GE; Jordi Larios, account development manager de GE; Antonio Ysiegas, colegiado del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid (Coiim); y Javier Martínez de Ayala. 


A la izquierda, Ramón Narváez, colegiado del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid (Coiim); y Nuria Jareño, abogada. A la derecha, Borja Ribed y Óscar Polo. 


Aspecto de la última jornada del Coiim.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.