24 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Conocimiento > Ingeniería

El primer exoesqueleto para niños, entre los mejores proyectos robóticos

Esta tecnología, desarrollada por investigadores del CSIC, pesa 12 kilos y está fabricada con aluminio y titanio

Este dispositivo ayuda a mantener la movilidad del paciente.
El primer exoesqueleto para niños, entre los mejores proyectos robóticos
Redacción
Lunes, 13 de febrero de 2017, a las 13:20
El primer exoesqueleto del mundo dirigido a niños con atrofia muscular espinal se encuentra entre los nueve mejores proyectos internacionales de los premios 'UAE AI & Robotics Awards for Good'. La tecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y su empresa de base tecnológica Marsi Bionics compite en estos galardones con los diseños más innovadores destinados a aumentar la calidad de vida de la sociedad.

Los investigadores mostrarán el funcionamiento de este dispositivo, de 12 kilos de peso y fabricado con aluminio y titanio, cuyo objetivo es que los pacientes aprendan a caminar y mantengan la movilidad para evitar los efectos colaterales asociados a la pérdida de movilidad propia de la atrofia muscular espinal.

La encargada de presentar este exoesqueleto será la investigadora del CSIC, del Centro de Automática y Robótica, centro mixto del CSIC y la Universidad Politécnica de Madrid, Elena García, junto a su equipo y a uno de los niños que participan en la fase preclínica del proyecto.

El mejor proyecto será elegido este viernes en Dubái (Emiratos Árabes) y está dotado por un premio de un millón de dólares, más de 930.000 euros. Estos galardones se otorgan a organismos internacionales que enfocan sus proyectos en áreas de educación, salud y servicios sociales, y cuentan con dos categorías: nacional e internacional.

El proyecto está financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y a través del Programa Echord++ de la Unión Europea, se está realizando con la colaboración de médicos del Hospital Infantil Sant Joan de Déu de Barcelona y del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.