26 de abril de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 11:35
Conocimiento > Ingeniería

El Hospital Joan March reduce su factura eléctrica anual más de un 60%

Salud da a conocer los primeros resultados del Plan de Renovación 2016-2019 llevados a cabo en este centro

Patricia Gómez, consejera de Salud de Baleares.
El Hospital Joan March reduce su factura eléctrica anual más de un 60%
Redacción
Lunes, 23 de enero de 2017, a las 11:50
El Hospital Joan March ha mejorado la eficiencia de la iluminación de las unidades de hospitalización y las zonas comunes del centro, tras pasar por su Plan de Renovación 2016-2019. Este proceso ha permitido al hospital reducir su factura eléctrica más de un 62,3 por ciento (con un ahorro próximo a los 12.000 euros anuales), gracias a que ha instalado 840 luminarias tipo LED.

Asimismo, se ha procedido a sustituir las calderas de agua y se han realizado mejoras en las salas técnicas para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones. Con estas medidas se ha conseguido la clasificación energética 'C' del edificio.

El Plan de Renovación 2016-2019 que está desarrollando el Servicio de Salud en el Hospital Joan March (y también en el Hospital Son Llàtzer) y responden a uno de los ejes fundamentales de la estrategia de atención a la cronicidad, que es la modernización de las instalaciones, ha informado la Consejería de Salud de Baleares. El proyecto, que ha contado con una inversión de 234.363 euros, se ha desarrollado en dos plantas del área de hospitalización, en los baños de 34 habitaciones y en el área de rehabilitación y fisioterapia del centro, y ha incorporado además medidas para mejorar la eficiencia energética en todo el edificio.

Un plan que derribe las barreras arquitectónicas del hospital

Por otro lado, la consejera de Salud de la región, Patricia Gómez, ha explicado que uno de los ejes fundamentales del Plan de Atención a la Cronicidad que está implementando su departamento es la asistencia sociosanitaria y el Hospital Joan March, “además de ser un hospital emblemático, es un centro estratégico para la atención de los pacientes crónicos de Mallorca", un centro que ofrece cien de las 400 camas sociosanitarias que actualmente están dando respuesta a las necesidades asistenciales de esta comunidad”.

Por ello, la titular balear de Salud ha destacado la importancia de estas mejoras que se han realizado para dotar de espacios más funcionales y adaptados a las necesidades de los pacientes, sus familiares y de los profesionales que trabajan en el hospital, “un centro que estuvo a punto de cerrar durante la pasada legislatura y que para este Govern es imprescindible para la atención de los pacientes crónicos”.