17 nov 2018 | Actualizado: 14:45

Desmantelan un cártel que amañaba los precios del cableado en hospitales

Los detenidos se repartían la distribución de cables eléctricos de baja y media tensión, según la CNMC

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada.
Desmantelan un cártel que amañaba los precios del cableado en hospitales
mar 28 noviembre 2017. 17.50H
Redacción
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha desmantelado cinco cárteles que fabricaban y distribuían cables eléctricos de baja y media tensión para la construcción, entre otros, de hospitales.

En concreto, este cártel era responsable de 11 empresas y una asociación empresarial con sede en España (Madrid, Barcelona, Valencia) y Portugal. Los detenidos amañaban los precios y otras condiciones comerciales, y se repartían los proyectos para asegurar sus ganancias encareciendo las obras, hasta que uno de ellos denunció los hechos ante la CNMC. Las sanciones se elevan a 44,7 millones para las empresas y a 80.000 euros para la asociación.

La creación de un cártel es la conducta ilícita más lesiva para el buen funcionamiento de la economía, pues encarece los precios de los productos y se convierte en una barrera para la competencia. Los hechos han quedado acreditados en los mails, WhatsApp y cuadernos de notas recopilados durante la investigación de 52 reuniones que mantuvieron para pergeñar y vigilar su modus operandi.

Cártel de los fabricantes

El primer cártel lo crearon las siete principales empresas fabricantes de cables de baja y media tensión llevando la iniciativa en la mayor parte de ocasiones las líderes en dicho mercado (General Cable).

Éstos acordaron de manera sistemática y continua las tarifas y descuentos del suministro de cables, la fecha de aplicación de las tarifas acordadas en cada momento y la de su anuncio a los clientes, los plazos de pago, las condiciones de suministro e incluso la línea argumental que debían seguir todos ellos para justificar los cambios de tarifa ante los clientes. Pero además, se ha acreditado que se repartieron 332 proyectos de suministro de cables a grandes clientes y hasta existen evidencias de que llegaron a acordar el boicot a algunos clientes.

Por todo ello, se considera que han cometido una infracción constitutiva de cártel, consistente en la adopción de acuerdos de fijación de precios y otras condiciones comerciales, y de reparto de proyectos de suministro de cables de baja y de media tensión. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.