Descubren colonias de bacterias y gérmenes en los lavabos de las UCI

Un estudio desvela la presencia de Pseudomona aeruginosa, moho y otros organismos en los grifos

Descubren colonias de bacterias y gérmenes en los lavabos de las UCI
lun 01 julio 2019. 14.25H
La higiene de las manos es un componente fundamental de la prevención de infecciones en los hospitales, pero una nueva investigación ha descubierto que los grifos contienen colonias de bacterias que pueden provocar que las salpicaduras de agua en el lavabo diseminen los contaminantes que contienen, según han explicado sus autores en la 46ª Conferencia Anual de la Asociación de Profesionales en Infecciones, Control y Epidemiología (APIC) de Estados Unidos.

Los investigadores, de la Universidad de Michigan, evaluaron ocho diseños diferentes en cuatro unidades de cuidados intensivos para analizar la suciedad de los lavabos y los grifos.


Grifos sucios


Descubrieron que, a poca profundidad del lavabo, el agua potencialmente contaminada salpicaba los artículos para el cuidado del paciente, las manos de los trabajadores sanitarios y los espacios para el cuidado del paciente, situados a veces a una distancia de un metro.


"Los gérmenes potencialmente peligrosos en el lavabo son un problema para los especialistas en prevención de infecciones"


“El interior de los grifos donde no se puede limpiar estaba mucho más sucio de lo esperado”, alerta Kristen VaderElzen, gerente de proyectos de Prevención de Infecciones y Epidemiología en el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan.

“Los gérmenes potencialmente peligrosos en el lavabo y sus alrededores representan un dilema para los especialistas en prevención de infecciones y, a partir de la información que encontramos, hemos emprendido un programa integral de reemplazo de grifos en nuestro hospital”.


Propagación de gérmenes


Para descubrir el nivel de suciedad de los lavabos, los investigadores utilizaron el análisis con trifosfato de adenosina (ATP) para medir la limpieza. La biopelícula visible se asoció con lecturas de ATP más altas y los cultivos probados en el transcurso del estudio arrojaron presencia de Pseudomona aeruginosa, moho y otros organismos ambientales.

“A medida que aprendemos más sobre las formas a menudo sigilosas en que los gérmenes pueden propagarse dentro de las instalaciones de atención médica, los especialistas en prevención de infecciones desempeñan un papel cada vez más importante en el diseño de las instalaciones sanitarias, incluso en la selección de accesorios para fregaderos y grifos”, señala Karen Hoffman, presidenta de la APIC.

“Debido a que el entorno de atención médica puede servir como una fuente de organismos resistentes capaces de causar infecciones peligrosas, el programa de prevención y control de infecciones de una organización debe garantizar que se tomen medidas para reducir el riesgo de transmisión de fuentes ambientales y controlar el cumplimiento de esas medidas”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.