Ingeniería: "Ante epidemias, los hospitales deben ser ligeros y elásticos"

Luis Mosquera, presidente de la AEIH, explica la aportaciones de los ingenieros en la gestión contra el Covid-19

Luis Mosquera, presidente de la AEIH.
Ingeniería: "Ante epidemias, los hospitales deben ser ligeros y elásticos"
mié 15 abril 2020. 16.20H
Con la colaboración de
A pesar de no ser profesionales sanitarios, los ingenieros hospitalarios han jugado un papel esencial en la lucha contra el coronavirus Covid-19. El más importante: crear desde cero hospitales de campaña (como el de Ifema, en Madrid) o adecuar espacios dentro de los hospitales (como gimnasios) para instalar más UCI. 

Con motivo del documento público 'Lecciones del Covid-19 (qué ha aprendido el sector sanitario español ante la pandemia)', Redacción Médica entrevista a Luis Mosquera, presidente de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH), quien explica el rol de estos profesionales ante el coronavirus.

-¿Qué aciertos y errores se han cometido durante esta crisis?

Como acierto, diría que podemos sentirnos orgullosos del sistema sanitario que tenemos en España, a pesar de que no somos el país que más gasto invierte en él. Gracias al trabajo y a la vocación de sus profesionales (tanto sanitarios como no sanitarios) hemos conseguido habilitar nuevos espacios y ampliar las UCI, necesarias para tratar al paciente con coronavirus. Va en nuestros genes.


"Si en lugar de una reserva estratégica, invertimos más en tecnología, tendríamos un sistema sanitario totalmente renovado", asegura Mosquera


En cuanto a errores, destacaría que no se ha actuado a tiempo para paliar los efectos de una epidemia como esta, no solo a nivel asistencial, sino en general. Ha faltado visión a largo plazo y tener más en cuenta la opinión de los expertos, provocando que el sistema sanitario haya estado a punto de colapsar.

-Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse en cuanto a recursos humanos, recursos materiales, y de gestión/organización?

En el caso de la ingeniería hospitalaria y el mantenimiento, se ha hablado de la posibilidad de tener una reserva estratégica en ciertos materiales y equipamientos, como los respiradores, pero el problema es que la tecnología sanitaria se queda obsoleta rápidamente.

Por otro lado, hay una desinversión importante en sanidad y esa circunstancia se ha notado en esta crisis. Si en lugar de una reserva estratégica, invertimos para tener una tecnología más actualizada, tendríamos un sistema sanitario totalmente renovado.

Además de eso, tenemos que pensar en el diseño de los hospitales. Actualmente contamos con instalaciones muy antiguas que no permiten planear y disponer de los espacios en caso de epidemias como esta. Necesitamos una estrategia de diseño de hospitales, que los haga más ligeros y elásticos. Pero para ello hace falta invertir más en sanidad, especialmente, en nuevas infraestructuras.

-¿Qué podría aportar la AEIH que no haya podido aportar en la crisis actual?

Durante la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19, los ingenieros hospitalarios hemos elaborado diferentes guías y protocolos de actuación, como por ejemplo, el que realizó conjuntamente la AEIH con la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM) para convertir áreas hospitalarias en UCI.

Pero, a pesar de que actuamos con rapidez, nos hubiera gustado haberlo hecho antes, a través de planes de contingencia activos. Es cierto que pensar en prevención es muy complicado, ya que trabajas a futuro y no sabes de qué manera fijarla, pero tener unos plantes de contingencia te permiten actuar con más celeridad ante una crisis de estas magnitudes. Necesitamos actuar con mayor previsión, y eso requiere más gestión de la anticipación. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.