20 nov 2018 | Actualizado: 16:40

Baleares busca un estudio de Ingeniería para reorientar el viejo Can Misses

Las obras del centro tendrán un presupuesto de más de dos millones de euros para reformar 4.000 metros cuadrados

La consejera de Salud de Baleares, Patricia Gómez.
Baleares busca un estudio de Ingeniería para reorientar el viejo Can Misses
lun 31 octubre 2016. 17.20H
Redacción
La consejera de Salud de Baleares, Patricia Gómez, ha presentado en el antiguo Hospital Can Misses de Ibiza el estudio previo de reconversión del viejo hospital y ha avanzado que antes de final de año se habrá contratado al estudio de ingeniería y arquitectura que elaborará el proyecto. La obra de esta primera fase supondrá reformar 3.912 metros cuadrados de las plantas baja y semisótano, para lo que se contará con un presupuesto de 2.428.855 euros.

Actualmente, el Servicio de Ingeniería del Área de Salud elabora los pliegos de condiciones para la contratación del estudio de ingeniería y arquitectura. La elaboración del proyecto será de cuatro meses, desde enero hasta abril de 2017, momento a partir del cual se procederá a la contratación de la obra. Gómez ha explicado que habrá una comisión encargada de realizar el seguimiento y la evaluación tanto de la obra como de la posterior puesta en marcha de las instalaciones, además de la elaboración de los criterios de inclusión.

La obra se hará en cuatro fases

La reforma integral del edificio constará de cuatro fases. La primera, contemplará la reforma de la planta baja y el sótano, en los que irán situados el nuevo Centro de Salud Can Misses, la residencia para profesionales y desplazados de Formentera, un espacio destinado a asociaciones, la Unidad de Convalecencia Polivalente (UCOP) y el depósito de cadáveres.

Dentro de esta primera fase, las obras comenzarán con la adecuación de la residencia para profesionales y desplazados de Formentera, cuya finalización se estima para antes del verano. La residencia se situará en la antigua planta de pediatría y contará con 12 habitaciones individuales para profesionales y para familiares o pacientes de Formentera. Además, contará con un espacio de descanso para los pacientes de Formentera que no necesiten pasar la noche en Ibiza.

El Centro de Salud de Can Misses será otra de las prioridades de esta obra y de la fase inicial. Trasladado desde hace unos años al Centro de Salud de Vila, tiene asignadas casi 19.000 tarjetas sanitarias individuales y alrededor de 4.200 tarjetas de menores de 14 años. Con la vuelta a Can Misses, se dotará de mayor comodidad tanto a usuarios como a profesionales. El nuevo centro estará ubicado en la planta baja y en la planta semisótano de las antiguas consultas externas y contará con 25 consultas. La Unidad de Atención a la Mujer contará además con una sala de preparación al parto y la Unidad de Fisioterapia dispondrá de sala de cinesiterapia y gimnasio con vestuario.

Desde el Govern también han explicado que la nueva Unidad de Convalecencia Polivalente tendrá 22 camas -en 11 habitaciones dobles- destinadas a pacientes que requieran una recuperación larga y cuatro camas más en habitaciones individuales para pacientes paliativos. Por otra parte, la zona del mortuorio multiplicará por seis su espacio. Contará con una gran sala de autopsias y un depósito con seis cámaras mortuorias.

Espacio para las asociaciones

Por otro lado, las asociaciones dispondrán de siete salas de aproximadamente 30 metros cuadrados en el espacio que ocupaba el Servicio de Urgencias del antiguo hospital, además de una gran sala polivalente de 150 metros cuadrados.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.