20 abr 2019 | Actualizado: 18:40

Vifor aborda la aplicación de la justificación de 'no hacer' en Medicina

Cristina Arbona explica que "se trata de no hacer algo si no está estrictamente justificado"

La compañía colabora con la jornada 'Gestión Clínica Moderna'.
Vifor aborda la aplicación de la justificación de 'no hacer' en Medicina
mié 10 abril 2019. 10.00H
Alicante acoge la jornada sobre 'Gestión Clínica Moderna. Recomendaciones para una práctica adecuada (Right Care)', este miércoles 10 de abril. El evento, que cuenta con la colaboración de Vifor Pharma, aborda "la aplicación de la justificación de no hacer en Medicina", ha explicado Cristina Arbona, directora del Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana.

"Se trata de no hacer algo si no está estrictamente justificado", ha señalado Arbona. Por ejemplo, en el caso de una transfusión de sangre "es mejor no administrarlo a no ser que esté estrictamente justificado por una serie de avales científicos. Además, se ha demostrado que una transfusión lleva a un incremento de los días de estancia en el hospital y de las infecciones", a lo que ha añadido que "la sangre salva vidas, pero no en todos los casos".

La directora del Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana analiza la estrategia Patient Blood Management



Otros ejemplos a los que ha hecho referencia la experta son las cesáreas, "que han aumentado en España y no deben hacerse por comodidad" y las resonancias o pruebas radiológicas cada poco tiempo. En este último caso, Arbona ha señalado que "se expone al paciente a una radiación incrementada, lo que aumenta el gasto y, además, la evolución de la enfermedad no justifica el hacerlo con tanta frecuencia".

La estrategia Patient Blood Management


En lo referente a la estrategia Patient Blood Management (PBM), la experta ha explicado que se ha demostrado que gracias a "los pacientes que se someten a PBM se disminuye el número de transfusiones, ingresan en condiciones más óptimas, la cirugía va mejor, el paciente se recupera antes y tiene un menor riesgo de reingreso y de infecciones".

Esta estrategia tiene tres pilares que se realizan antes, durante y después de la intervención. En cuanto a la primera, consiste en "optimizar la masa de glóbulos rojos". En cuanto al 'durante', Arbona señala que se trata de actuar sobre los estándares de hemostasia y, por último, disminuir la hemorragia durante la intervención quirúrgica.

Para Arbona, "se abre un nuevo paradigma en la atención del paciente y ahorra costes de manera muy significativa. Mejora también la eficiencia del hospital porque disminuye la estancia del paciente, el riesgo de reingreso, el número de trasfusiones. De esta manera, la sangre queda reservada para los pacientes que realmente la necesitan", ha concluido.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.