Utilizan paracetamol para falsificar un tratamiento contra la leucemia

La OMS emite una alerta mundial sobre la circulación de versiones falsas de Iclusig, cuyo principio activo es ponatinib

Una de las versiones falsificadas del fármaco.
Utilizan paracetamol para falsificar un tratamiento contra la leucemia
jue 14 febrero 2019. 18.10H
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido una alerta a nivel mundial sobre la circulación de versiones falsificadas de Iclusig 15 mg e Iclusig 45 mg. Se trata de un medicamento cuyo principio activo es ponatinib hydrochloride y que está indicado para el tratamiento de diferentes formas de leucemia. Los envases falsificados no contienen este principio activo, si no paracetamol.


Las versiones falsificadas se están comercializando a nivel mundial e incluso a través de internet


Los productos falsificados son Iclusig 45 mg (30 comprimidos), lote PR072875, fecha de caducidad 12/2019 y cuyo fabricante declarado es Incyte Biosciences UK Ltd.; e Iclusig 15 mg (60 comprimidos), lote 25A19E09, fecha de caducidad 10/2020 y cuyo fabricante declarado es Ariad Pharma Ltd.

El pasado 15 de enero, las autoridades sanitarias de Suiza informaron a la OMS de que "un mayorista había comprado cajas de Iclusig 15 mg y que el propietario de la licencia de comercialización había confirmado que dichos envases eran falsificados". Tras llevar a cabo las pertinentes investigaciones, la OMS confirmó que hay dos versiones del fármaco falsificadas que se están comercializando a nivel mundial e incluso a través de internet.

Las farmacéuticas Takeda e Incyte son las fabricantes y propietarios de la autorización de comercialización de Iclusig en las regiones en las que hasta ahora se han descubierto las versiones falsificadas, según apunta la OMS. La organización añade que ambas compañías han confirmado "que no fabricaron ni suministraron los mencionados productos" y que "los números de lote mencionados no se corresponden con los registros de fabricación genuina".

Aumentar la vigilancia en la cadena de suministro


La OMS ha pedido que "se aumente la vigilancia en las cadenas de suministro de los países que pudieran verse afectados por estos productos falsificados", y apunta que este aumento de la vigilancia debería incluir a "hospitales, clínicas, centros de salud, mayoristas, distribuidores, farmacias y cualquier otro proveedor de productos médicos". Además, la Organización Mundial de la Salud "ruega a las autoridades sanitarias nacionales que notifiquen inmediatamente a la OMS en caso de que detecten la presencia de estos productos falsificados en su país".

Por último, "ruega" a los pacientes que se hayan administrado alguno de estos productos falsificados, que presenten algún evento adverso tras su administración o que comprueben una falta inesperada de eficacia, "que consulte de inmediato a un profesional sanitario cualificado y se asegure de que este notifica el incidente al Ministerio de Salud, a la Autoridad Nacional de Reglamentación de los Medicamentos o al Centro Nacional de Farmacovigilancia".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.