23 de julio de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Empresas > Industria

Toda terapia de factor VIII puede generar anticuerpos neutralizantes

En pacientes que no han sido tratados todavía, según indica el análisis llevado a cabo por la EMA

César Hernández, jefe de Medicamentos de Uso Humano de la Aemps.
Toda terapia de factor VIII puede generar anticuerpos neutralizantes
Redacción
Miércoles, 10 de mayo de 2017, a las 16:30
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha emitido un comunicado en el que ha avisado de que toda terapia con factor de coagulación VIII puede acabar generando inhibidores, independientemente de su origen.
 
La formación de anticuerpos neutralizantes (inhibidores) contra el factor VIII (FVIII) de la coagulación es una complicación conocida del tratamiento de los pacientes con hemofilia A con el tratamiento de sustitución. Estos inhibidores son generalmente inmunoglobulinas IgG dirigidas contra la actividad procoagulante del factor por lo que la formación de los mismos redunda en una pérdida sobre el control de los episodios hemorrágicos del paciente.
 
Recientemente, el Comité europeo para la evaluación de riesgos en farmacovigilancia (PRAC) de la Agencia Eurpea de Medicamentos (EMA) ha finalizado la revisión acerca del riesgo de desarrollo de inhibidores tras la administración de medicamentos con FVIII de la coagulación en pacientes con hemofilia A no tratados previamente con estos productos.
 
La revisión se inició tras conocerse los resultados del estudio Sippet 1 (Survey of Inhibitors in Plasma-Product Exposed Toddlers) pues si bien, y tal y como acaba de referirse, la formación de inhibidores ya es un hecho conocido, el citado estudio concluía que los inhibidores se desarrollan más frecuentemente en pacientes que reciben FVIII recombinante que en aquellos que reciben FVIII derivado del plasma.
 
Durante el curso de la evaluación fueron analizados además del estudio mencionado, los datos procedentes de ensayos clínicos, de estudios observacionales y de la literatura publicada. Dado que los estudios revisados difieren en diseño, poblaciones de pacientes incluidas y resultados, no puede concluirse que existan evidencias claras y consistentes que permitan establecer diferencias en cuanto al riesgo de desarrollo de inhibidores entre ambos tipos de FVIII (derivado del plasma o recombinante).
 
Además, debido a las diferencias existentes entre los productos individuales incluidos dentro de cada una de los dos tipos de FVIII, se considera que la evaluación del riesgo de desarrollo de inhibidores debería realizarse para cada uno de los medicamentos en lugar de a nivel del tipo de medicamento. El riesgo para cada medicamento individual continuará evaluándose a medida que se disponga de mayor evidencia al respecto procedente de estudios actualmente en marcha.
 
En base a ello, el PRAC recomienda actualizar la información de la ficha técnica y prospecto de todos los medicamentos compuestos por el FVIII de la coagulación. El desarrollo de inhibidores será incluido, como reacción adversa de aparición muy frecuente entre los pacientes que no hayan recibido tratamiento previo con este tipo de productos, y con frecuencia de aparición poco frecuente en pacientes tratados previamente. Además, se especificará que el riesgo de sangrado es menor con niveles bajos de estos inhibidores que con niveles elevados.

En España hay hasta 15 presentaciones diferentes de factor VIII que están comercializadas por Grifols, Octapharma, CSL Behring y Biotest