Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:10
Empresas > Industria

Teva lanza en España reslizumab para tratar el asma grave no controlada

Se trata del primer anticuerpo monoclonal intravenoso indicado como terapia añadida en esta enfermedad

Carlos Teixeira, director general de Teva.
Teva lanza en España reslizumab para tratar el asma grave no controlada
Redacción
Jueves, 21 de septiembre de 2017, a las 12:50
Teva ha anunciado que reslizumab (Cinqaero) ya está disponible en España para el tratamiento del asma grave no controlada.
 
Este fármaco está indicado como tratamiento adicional en pacientes adultos con asma eosinofílica grave insuficientemente controlada con el tratamiento con corticosteroides inhalados en dosis altas más otro medicamento para el tratamiento de mantenimiento. Se trata del primer anticuerpo monoclonal intravenoso indicado como terapia añadida para adultos con este tipo de enfermedad.
 
De acuerdo a Carlos Teixeira, director general de Teva España, “la disponibilidad comercial de reslizumab marca un avance significativo en el tratamiento tanto para pacientes como para médicos en España, y en toda la UE, donde la prevalencia de asma y los costes asociados de atención médica continúan aumentando”.
 
En nuestro país el asma afecta en torno al 4,9 por ciento de los adultos y a aproximadamente al 10 por ciento de los niños. Además, la prevalencia de pacientes con asma grave no controlada es del 3,9 por ciento del total de la población asmática y de estos aproximadamente el 25 por ciento sufre asma eosinofílica.
 
Este tipo de asma se caracteriza por la presencia de eosinófilos en las biopsias bronquiales y esputo a pesar de dosis altas de glucocorticoides. Suele ser de inicio tardío y puede asociarse con pólipos nasales, rinosinusitis e infecciones del tracto respiratorio. “Desde Teva confiamos que Cinqaero puede ayudar a cubrir las necesidades no cubiertas que tienen los profesionales sanitarios para tratar a aquellos pacientes que viven con asma grave eosinofílica  no controlada”, apunta Teixeira.