Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:50
Empresas > Industria

Talidomida: la 'tercera vía' de las víctimas para que Grünenthal pague

Avite presenta su modelo de certificación de afectados, que presentará al próximo Gobierno

Rafael Basterrechea, Vanesa Fernández, Beatriz Becerra y Klaus Knapp.
Talidomida: la 'tercera vía' de las víctimas para que Grünenthal pague
Carlos Corominas
Cristina Cebrián
Viernes, 01 de julio de 2016, a las 12:30
La Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite) está preparando unos certificados médicos para reconocer a los afectados de la talidomida y que puedan acceder a las indemnizaciones de Grüntenthal. En una rueda de prensa celebrada en la sede del Parlamento Europeo en Madrid y avalada por la Alianza Europea de Liberales y Demócratas (ALDE), Rafael Basterrecha, vicepresidente de Avite, ha señalado que el objetivos de estos certificados es “allanar el camino” al Ministerio de Sanidad para que los afectados puedan cobrar las ayudas.
 

Avite anuncia en rueda de prensa que está realizando unos certificados para reconocer a las víctimas de la talidomida. 


Los documentos están siendo elaborados por Klaus Knapp, médico radiólogo y uno de los descubridores de los efectos de la talidomida, y serán presentados al Ministerio de Sanidad una vez haya nuevo gobierno y se terminen de elaborar los certificados de los 400 afectados. Actualmente, hay 24 personas reconocidas en España como afectados por talidomida que han recibido un pago único de entre 30.000 y 100.000 euros del Estado español, pero no han sido reconocidos como víctimas y, por lo tanto, Grüntenthal no les ha indemnizado.
 
Según ha explicado el propio Klaus Knapp estos certificados tendrán cuatro categorías: demostrado, demostrable, probable y no afectado. El reconocimiento se basa en evidencias físicas como que “tenga trifalangia en el pulgar”, ya que la talidomida no deja evidencias moleculares en los afectados.
 
El propósito es que este documento sea validado por el ministerio para que Grünenthal acceda a las indemnizaciones sin pedir pruebas como las que exige el laboratorio. Knapp explica cómo la farmacéutica reclama estas evidencias: “La maldad está en que Grünenthal exige que haya una receta, que se conserve la caja del medicamento o que alguien haya visto que la madre ha tomado la talidomida”.
 
Por su parte, Beatriz Becerra, eurodiputada de ALDE, se ha comprometido a “llevar esta certificación al próximo Ministerio”. La pretensión tanto de Avite como de la eurodiputada es que el Ministerio valide los certificados de Knapp para que sirvan como el documento oficial de reconocimiento que les daría acceso a las indemnizaciones de Grünenthal.
 
Descubierto el mecanismo de la talidomida
 
Durante la rueda de prensa también se ha presentado una investigación publicada en Nature Medicine en la que ha participado Vanesa Fernández, investigadora de la Universidad Técnica de Múnich (TUM) de Alemania, que revela el mecanismo molecular que produjo las malformaciones por la talidomida.
 
Según ha explicado la investigadora, el problema de la talidomida es que “se producía una disminución de proteínas en la membrana durante un periodo de tiempo muy concreto que era la gestación”. Por eso define los efectos de la talidomida como connatal pero no congénitos.
 
Precisamente esta disminución de proteínas también pueden tener efectos positivos para tratamientos contra el cáncer, como el mieloma. Por eso, según explica Fernández, ahora están trabajando con Celgene para explorar los efectos positivos de la talidomida ya que “reducir el complejo proteíco de las membranas celulares puede ser positivo para tratar el mieloma y extrapolarlo a otro tipo de tumores”.