Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00
Empresas > Industria

Shire, condenada a pagar 330 millones de euros por sobornar a médicos

La compañía, sancionada a pagar 350 millones de dólares por su 'estrategia' comercial de 'Dermagraft'

Flemming Ornskov, consejero delegado de Shire.
Shire, condenada a pagar 330 millones de euros por sobornar a médicos
Redacción
Lunes, 16 de enero de 2017, a las 16:20
Sobornos, lujosas cenas, viajes… Estos son algunos de los incentivos, todos ellos ilegales, que utilizó Shire para motivar el uso excesivo de ‘Dermagraft’ (un sustituto de la piel humana elaborado con bioingeniería que está indicada para las úlceras de pie diabético) en médicos y clínicas de Estados Unidos, prácticas deshonestas por las que tendrá que pagar una multa de 350 millones de dólares (unos 330,77 millones de euros).
 
Así lo indica el Departamento de Justicia de Estados Unidos en un comunicado en el que anuncia el acuerdo con la compañía, por el que la farmacéutica asume las acusaciones de que “los vendedores de ‘Dermagraft’ indujeron ilegalmente con lujosas cenas, bebidas, entretenimiento y viajes; equipos y suministros médicos; pagos injustificados por supuesto discurso y estudios de caso falsos, y efectivo, créditos y rebajas el uso de 'Dermagraft'”. Debido a ello, Shire y sus subsidiarias en Estados Unidos “causaron que se presentaran a los programas de salud financiados con fondos federales reclamaciones falsas de Dermagraft por valor de cientos de millones dólares”.
 
Asímismo, los tribunales estadounidenses también han determinado que Shire “comercializó ilegalmente Dermagraft para usos no aprobados por la Food & Drugs Admnistration (FDA), hizo declaraciones falsas para inflar el precio del producto y causó la codificación, verificación o certificación inadecuadas de Dermagraft”.
 
"Dar sobornos y gratificaciones a los proveedores de atención médica corrompe el tratamiento médico mediante la interceptación de incentivos financieros personales en las decisiones que deben centrarse en lo que es mejor para un paciente en particular", ha indicado el abogado de Estados Unidos para el Distrito de Columbia , Channing D. Phillips. "Estos tipos de incentivos ilegales son especialmente preocupantes cuando se trata de corromper el tratamiento médico que se proporciona a los veteranos de nuestra nación. Vamos a perseguir con agresividad a cualquier empresa que se involucre en conductas tan reprobables e ilegales, que busque poner los beneficios financieros de una compañía antes de proporcionar el mejor tratamiento médico”.