Roche 'ataca' las metástasis hepáticas del cáncer de pulmón no microcítico

Los resultados del estudio, presentado en ASCO, abren una nueva perspectiva a los pacientes "con peor pronóstico"

Sandra Horning, responsable de Desarrollo Global de Productos de Roche.
Roche 'ataca' las metástasis hepáticas del cáncer de pulmón no microcítico
mié 05 junio 2019. 16.00H
Roche ha anunciado en ASCO nuevos resultados positivos de un análisis exploratorio del estudio fase III IMpower150, que presenta una mayor supervivencia global en pacientes con metástasis hepáticas de cáncer de pulmón no microcítico (CPNM).

La combinación de Tecentriq (atezolizumab), Avastin (bevacizumab), carboplatino y paclitaxel (quimioterapia) proporcionó una ventaja de supervivencia global (SG) a los pacientes que no habían recibido quimioterapia, con CPNM no escamoso metastásico y con metástasis hepáticas de inicio.

Tal y como ha explicado Sandra Horning, Chief Medical Officer y responsable de Desarrollo Global de Productos de Roche, “estamos muy orgullosos de presentar más resultados positivos del estudio fase III IMpower150, que muestran beneficio en personas con metástasis hepáticas de inicio, que tienen un peor pronóstico y una probabilidad menor de supervivencia. El tratamiento inicial con la combinación de Tecentriq, Avastin y la quimioterapia podría representar una importante nueva opción para los pacientes con metástasis hepáticas de inicio, ya que su riesgo de empeoramiento de la enfermedad o de muerte se redujo en aproximadamente la mitad y el 60 por ciento respondió a dicha combinación".

"Gracias a esta investigación se puede determinar el beneficio de la inmunoterapia en el subgrupo de peor pronóstico"



Según el doctor Delvys Rodríguez, oncólogo del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria y máximo reclutador en España del estudio IMpower150, gracias a esta investigación se puede determinar el beneficio de la inmunoterapia en el subgrupo de peor pronóstico, que es el de los pacientes con metástasis hepáticas.

“Estos casos son los que menos responden a la quimioterapia; sabemos que cuando se añade el antiangiogénico van mejor y eso es por el efecto bloqueante que Bevacizumab tiene sobre los vasos sanguíneos que el tumor necesita para seguir creciendo. Se consideró entonces que era probable que agregando un tercer elemento, la inmunoterapia, se obtuviera un beneficio en este subgrupo. Los resultados presentados en Chicago demuestran dicho beneficio”, explica.


Metástasis en hígado


Es habitual que los pacientes con cáncer de pulmón no escamoso tiendan a hacer metástasis en el hígado. “Para ellos, que tienen una alta carga visceral, necesitamos un esquema de tratamiento que actúe rápido y con alta capacidad destructiva sobre el tumor. En ese sentido, los datos revelan que la combinación que incluye Atezolizumab y Bevacizumab es una excelente opción, con la que se logra una reducción del riesgo de muerte de un 48 por ciento frente a los que no reciben la inmunoterapia”, señala el experto.

Otro aspecto relevante de este ensayo clínico es haber comprobado su impacto sobre pacientes con mutación de EGFR y en los ALK positivo. “Su importancia”, explica Rodríguez, “radica en que hasta ahora no se le concedía valor a la inmunoterapia en pacientes con estas alteraciones. Los resultados no eran buenos utilizando la inmunoterapia en solitario, pero ahora hemos observado que en ellos la combinación de quimioterapia, un antiangiogénico e inmunoterapia consigue reducir el riesgo de muerte en esta población”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.