La MHRA concluye que se debe ofrecer un fármaco alternativo ante la posible aparición de trombos

Reino Unido no recomienda la vacuna Covid Astrazeneca a menores de 30 años
June Rain, directora ejecutiva de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido.


07 abr 2021. 17.10H
SE LEE EN 3 minutos
La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA) ha concluido que, ante la posible aparición de trombos en personas inmunizadas contra la Covid-19 con la vacuna de Astrazeneca, se debe ofrecer un fármaco alternativo a quienes tengan menos de 30 años. El organismo regulador ha cifrado en 79 los casos de trombos registrados hasta el 31 de de marzo en personas vacunadas, 19 de los cuales concluyeron en muerte. No obstante, la MHRA ha aclarado que “los beneficios de la vacuna siguen superando a los riesgos” y que estos episodios han sido “casos raros”, según informa The Guardian.

El regulador británico ha emitido este veredicto después de que el Comité de Farmacovigilancia (PRAC, por sus siglas en inglés) de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluyera este miércoles que hay un "posible vínculo" entre los casos de trombosis detectados recientemente y la administración de la vacuna de Astrazeneca contra el Covid.

En el comunicado, el Gobierno de Boris Johnson detalla que hasta el 31 de marzo de 2021 inclusive, la MHRA había recibido 79 informes en el Reino Unido de casos de coagulación sanguínea junto con niveles bajos de plaquetas después del uso de la vacuna Covid-19 AstraZeneca y que todos ocurrieron tras la administración de la primera dosis del fármaco.

Según informa el Gobierno británico, para el 31 de marzo, se habían administrado 20,2 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca en el Reino Unido, lo que significa que el riesgo general de la aparición de coágulos de sangre es de aproximadamente cuatro personas por un millón que reciben la vacuna. "Los datos sugieren que se ha informado de una incidencia ligeramente mayor en los grupos de adultos más jóvenes y la MHRA advierte que esta evidencia en evolución debe tenerse en cuenta al considerar el uso de la vacuna", explican.

El grupo que asesora sobre las vacunas al Gobierno de Boris Johnson (JCVI) apuesta por tanto por dar una vacuna alternativa al grupo de edad de entre 18 y 29 años. Asimismo, quienes presenten problemas sanguíneos que les hagan más proclives a sufrir trombos también deberían consultar con su médico antes de recibir la vacuna. Casi dos tercios de los casos detectados hasta el momento en Reino Unido corresponden a mujeres.


June Rain: "Ningún medicamento o vacuna eficaz está exento de riesgos"


June Rain, directora ejecutiva de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido, ha destacado que "ningún medicamento o vacuna eficaz está exento de riesgos" y que los fármacos están en continua supervisión: "Monitoreamos continuamente la seguridad durante el uso generalizado de cualquier vacuna. Esto es para garantizar que las vacunas funcionen como se esperaba, para identificar cualquier efecto secundario nuevo que pueda surgir y para garantizar que los beneficios continúen superando los riesgos".

Asimismo, Rain ha incidido en que en que se toman en serio cada informe de un posible efecto secundario y que todos son estudiados "minuciosamente". "Aunque el número de informes de CVST y otros eventos tromboembólicos ha aumentado durante la última semana, también ha aumentado el número total de vacunas administradas, por lo que estos coágulos de sangre siguen siendo extremadamente raros y es poco probable que ocurran", ha concluido.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.