18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Recoder: "Nuestra tarea no es predecir el futuro sino hacerlo posible"

Premiados y mentores posan junto al presidente de la Fundación AstraZeneca, el cuarto por la derecha.
Recoder: "Nuestra tarea no es predecir el futuro sino hacerlo posible"
1/1
vie 16 septiembre 2016. 16.20H
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega / Redacción
La Fundación AstraZeneca ha entregado sus segundos premios a investigadores menores de 40 años en cuatro campos de actuación: rehabilitación cardiovascular, diabetes, oncología y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Los premiados reciben una beca de 20.000 euros para sus proyectos de investigación, y el apoyo del equipo y las instalaciones del laboratorio.

Asumiendo la responsabilidad de la industria en fomentar la investigación en salud, Eduardo Recoder, presidente de la Fundación AstraZeneca, ha recordado las palabras de Antoine de Saint Exupery, autor de ‘El Principito’, que no podían venir mejor al caso: “Nuestra tarea no es predecir el futuro sino hacerlo posible”. Por ello, ha agradecido “la pasión, la exigencia, el entusiasmo, el esfuerzo y las ganas de mejorar la vida de las personas” de los premiados.

El apoyo a los jóvenes investigadores (algunos de ellos en la fecha límite: cumplían los 40 años justo al acabar el plazo de presentación de los proyectos) no es algo irrelevante: tal y como ha señalado Jesús Fernández Crespo, director del Instituto de Salud Carlos III, en la bienvenida de la jornada, se trata de asegurar el recambio generacional: la mayoría de proyectos de la convocatoria 2015 del Instituto corresponde a varones de entre 55 y 59 años. “Nos obliga a replantearla estrategia para que los jóvenes investigadores puedan tener mayor participación”.

De izquierda a derecha: Luis Cordero, director de Relaciones Institucionales y Acceso al Mercado de Astrazeneca; Valentín Fuster, director general del CNIC; Yolanda Fuentes, directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid; Eduardo Recoder, presidente de la Fundación AstraZeneca, y Cecilia Taieb, directora general de la Fundación AstraZeneca.


En la categoría de rehabilitación cardiaca y síndrome coronario agudo, el ganador ha sido Manuel Sánchez de la Torre, del Instituto de Investigación Biomédica de Lleida, por su línea de investigación ‘Impacto del síndrome de apneas-hipoapneas del sueño en la evolución del síndrome coronario agudo. Efecto de la intervención con presión positiva continua (CPAP)’. En la categoría de diabetes tipo II y obesidad, el premio ha sido para Rubén Nogueiras, del Centro Singular de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (Cimus), por su proyecto ‘Papel del p63 hepático en el control del metabolismo de glucosa y señalización de insulina’.

El premio en la categoría de oncología ha ido a manos de Miguel Quintela, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), por su proyecto ‘Reprogramación inmune en cáncer de mama pre-expuesto a antiangiogénicos inductores de hipoxia – definición de neoantígenos a partir de DNA circulante’. En cuanto a la categoría de EPOC, la premiada ha sido María Rosa Faner, del Centro de Investigación Biomédica en Red Enfermedades Respiratorias (Ciberes), por su línea de investigación ‘Desarrollo y aplicación de la medicina de redes para abordar la heterogeneidad patobiológica y la complejidad clínica de la EPOC’. Todos los investigadores premiados han sido presentados por sus respectivos mentores, creando un ambiente de confianza y cercanía.

Un momento de la intervención de Jesús Fernández Crespo, director del ISCIII.


Como guinda, la jornada ha contado con la conferencia inaugural de Valentín Fuster, director general del Centro  Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), evaluando los retos desde la prevención, y la necesidad de educar en edades tempranas (especialmente, entre los 3 y los 5 años) para no generar hábitos nocivos posteriormente. “Hasta ahora, solo estábamos centrados en la enfermedad. Entendemos muy poco el concepto de salud”, ha apuntado.

De izquierda a derecha: Carlos Diéguez, catedrático de la Universidad de Santiago de Compostela y director del Cimus; Ferrán Barbé, director científico del Ciberes y Chair Respiratory Medicine en el Hospital Arnau de Vilanova; Alvar Agustí, director del Instituto Clínic Respiratorio del Hospital Clínic de Barcelona; Manuel Sánchez, premiado en la categoría de rehabilitación cardiaca y síndrome coronario agudo; y Manuel Carrasco, director general de Ascendo Consulting.


Tres de los premiados posan para Redacción Médica: Rubén Nogueiras, María Rosa Faner y Manuel Sánchez de la Torre.


Belén Bornstein, subdirectora de Evaluación y Fomento de la Investigación del ISCIII; Luis Cordero, Yolanda Fuentes.


Jesús Fernández Crepo, junto a Eduardo Recoder. En la imagen de la derecha, Germán Peces Barba, jefe asociado de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz, y Juan Antonio Vargas, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.


En la imagen de la izquierda, Beatriz Arasti, de la Fundación Astrazeneca, posa junto a Oriol Sibila, uno de los premiados en la convocatoria de 2015 de investigadores jóvenes. En la derecha, Valentín Fuster y Jesús Fernández Crespo, en un momento previo al comienzo de la jornada.


Alvar Agustí charla con Luis Paz-Ares, jefe de Oncología del 12 de octubre. En la fotografía de la derecha, Eduardo Recorder posa junto a Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.