25 de junio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:30
Empresas > Industria

Primera línea en mieloma múltiple, objetivo de daratumumab de Janssen

Ya hay un ensayo clínico de una combinación cuádruple que incluye este fármaco en pacientes que no han sido tratados

Antonio Fernández, María Victoria Mateos y Jesús San Miguel.
Primera línea en mieloma múltiple, objetivo de daratumumab de Janssen
Miguel Fernández de Vega
Miércoles, 04 de abril de 2018, a las 16:15
Desde que surgieron los primeros anticuerpos monoclonales, los pacientes de mieloma múltiple tuvieron que esperar 20 años a que la ciencia diera con una molécula de este tipo que sirviera para tratar su patología. Se trata de daratumumab, un fármaco desarrollado por Janssen que acaba de ser aprobado para segunda línea de tratamiento (es decir, tras una terapia previa) en combinación con dexametasona y bortezomib o lenalidomida.
 
“Se trata de una fármaco con el que se logran respuestas rápidas. En menos de un mes ya se comprueba la muerte de células plasmáticas. Además, estimula las defensas naturales del cuerpo, que van a potenciar una respuesta inmune del organismo profunda y duradera”, ha indicado María Victoria Mateos, responsable de la Unidad de Mieloma del Hospital Universitario de Salamanca.
 
Tal y como ha explicado Jesús San Miguel, director del Grupo de Mieloma de la Clínica Universidad de Navarra, su adición a lenalidomida y dexametasona permite que la tasa de respuesta completa “se duplique de un 23 por ciento a un 56 por ciento”. Además, se incrementa el número de paciente en lo que la enfermedad se logra llevar al mínimo residual o a la remisión completa.

Jesús San Miguel, director del Grupo de Mieloma de la Clínica Universidad de Navarra; Antonio Fernández, director de Governmental Affairs de Janssen, y María Victoria Mateos, responsable de la Unidad de Mieloma del Hospital Universitario de Salamanca.

 
Algo parecido ocurre en el caso de la combinación con bortezomib. Gracias a daratumumab, la supervivencia libre de progresión, que con los tratamiento previos estaba en 7,1 meses, pasa a 17 meses. “El beneficio es claramente significativo, y la práctica totalidad de los pacientes responde”, ha añadido Mateos.
 
De hecho, 30 meses después de los ensayos clínicos protagonizados por este anticuerpo monoclonal en segunda línea de mieloma múltiple (de nombre Castor y Pollux), más de la mitad de los pacientes siguen vivos, lo cual impide calcular por lo pronto la supervivencia global. “Una buena noticia”, según los expertos.
 
Terapia cuádruple
 
Sin embargo, tanto Mateos como San Miguel, que han participado en el desarrollo clínico de la molécula, han opinado que el lugar de daratumumab no está en la segunda sino en primera línea de tratamiento. De hecho, ha asegurado la mejor terapia posible sería una que sumara al citado anticuerpo monoclonal, dexametasona,  bortezomib y lenalidomida. “Cuanto antes se erradiquen las células tumorales, mejor”, han afirmado
 
Y no habría problema de interacciones: las terapias citadas son complementarias las unas con las otras y ya hay, al menos, un ensayo clínico en marcha para probar esta combinación cuádruple.
 
Financiación
 
Estas cuestiones se han tratado en una rueda de prensa en la que también ha participado Antonio Fernández, director de Governmental Affairs de Janssen, quien ha comentado que la nueva indicación del medicamento ya está financiada por el Ministerio de Sanidad.  De hecho, se pactó un “esquema de acceso satisfactorio” tanto con el departamento como con las comunidades autónomas, de manera que “el coste neto del tratamiento no tiene impacto presupuestario respecto a las alternativas existentes”.