Ozempic de Novo Nordisk logra buenos resultados contra la diabetes tipo 2

Permite en 4 meses de tratamiento un control efectivo de la glucemia, el peso y la presión arterial

Lars Fruergaard Jorgensen, CEO de Novo Nordisk.
Ozempic de Novo Nordisk logra buenos resultados contra la diabetes tipo 2
lun 29 junio 2020. 15.30H
Tras un año desde su aprobación en España, Ozempic (semaglutida subcutánea -sc) ha constatado los buenos resultados que ya había demostrado en los ensayos clínicos en cuanto a un control efectivo de los niveles de glucosa en sangre (HbA 1c ), peso corporal y presión arterial. Los datos en la práctica clínica han confirmado su eficacia ya sólo a los 4 meses de haber iniciado el tratamiento, si bien es a los seis meses cuando, dada la titulación inicial del fármaco para alcanzar la dosis de 1mg, se produce el máximo efecto.

“Estos buenos resultados se han obtenido también en países como EE.UU. y Canadá. Asimismo, en nuestro país hemos podido constatar que esta efectividad se ha mantenido incluso en pacientes que han cambiado de un inhibidor de la DPP-4 o de otro agonista de receptor del GLP-1 a Ozempic”, explica el doctor Juan José Gorgojo, de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Fundación Alcorcón.

Esta ha sido sólo una de las conclusiones que diferentes expertos han puesto en común durante los webinars “Ozempic , un año después” y “Ozempic: mitos y realidades”, organizados por Novo Nordisk, para hacer balance con los profesionales sanitarios de su experiencia con este medicamento. Los participantes han coincidido en que semaglutida sc ha cambiado el paradigma de tratamiento para las personas con diabetes tipo 2 en su esfuerzo por mejorar el control de su enfermedad. “Un control que incluye mejorar sus niveles de glucemia y conseguir un difícil objetivo como es la pérdida de peso, ambos con prometedores resultados con este tratamiento”, señalan.

La diabetes tipo 2 afecta a casi 6 millones de personas en España. Es una enfermedad multifactorial y compleja que, sin un correcto seguimiento, puede tener graves consecuencias para la salud: problemas oculares, sobrepeso u obesidad, insuficiencia renal, enfermedades cardiovasculares, etc.


Potencial terapéutico


Semaglutida sc hace que descienda el riesgo de sufrir un episodio cardiovascular grave hasta en un 26 por ciento en pacientes con alto riesgo cardiovascular. Según el doctor Cristobal Morales, endocrino del Hospital de Día de Diabetes; Unidad de Investigación del Hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla) “esto tiene grandes beneficios para las personas con diabetes tipo 2, especialmente para aquellas con elevado riesgo cardiovascular. Y en este tipo de diabetes son muchas. En ellas ofrece tanto protección cardiovascular como renal”.

Otra de las ventajas que destaca la doctora Virginia Bellido, jefa de sección del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Cruces (Vizcaya) es el alto porcentaje de respondedores. “Hasta el 85 por ciento de los pacientes tratados con semaglutida 0,5 mg y hasta el 95 por ciento de los tratados con semaglutida 1 mg obtienen un beneficio combinado en control glucémico y peso, un porcentaje muy superior al resto de fármacos antihiperglucemiantes, incluidos otros arGLP-1”.

Por otro lado, y pese a su potencial, la incidencia de efectos secundarios gastrointestinales es incluso menor que la reportada en los ensayos clínicos, y como confirman los expertos “en la mayoría de los casos son leves y de corta duración”. Como aclara la doctora Bellido, “el incremento progresivo de la dosis, en tres pasos hasta llegar al máximo de 1mg, permite minimizar estos efectos adversos y mejorar la tolerabilidad”. Todos coinciden en destacar que “es un fármaco antihiperglucemiante que establece una nueva referencia en el tratamiento de la diabetes tipo 2”.


Mitos y realidades


La práctica clínica ha desterrado muchos mitos que han surgido sobre el tratamiento con semaglutida. Como comenta el doctor Esteban Jódar, jefe del departamento de Endocrinología y Nutrición de los hospitales Quirón Salud Pozuelo, Ruber Juan Bravo y San José (Madrid), “muchos de estos mitos infundados, como han sido que debe reservarse para personas muy obesas o que con 0,5 mg/semana basta porque 1mg no es más potente y se tolera mal, han desaparecido ante la evidencia clínica real. Se ha corroborado que es capaz de llevar a control y de forma segura a un porcentaje muy alto de pacientes, cifras que hasta ahora solo habíamos observado con terapias más agresivas”.

Otro mito que pone de relieve el doctor Pedro Mezquita, del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Torrecárdenas (Almería) es que la insulina basal es el siguiente escalón terapéutico tras el fallo de control con antidiabéticos orales. Sin embargo, “probar con semaglutida sc, no sólo cuando estos tratamientos fallan sino también antes de intensificar la terapia antidiabética de un paciente con insulina, basal o prandial, puede evitar en muchos pacientes pautas terapéuticas complejas y de menor eficacia”.

Al respecto, la doctora Sharona Azriel, médica adjunta del servicio de Endocrinología del Hospital Infanta Sofía y Quirón Pozuelo (Madrid), añade que “semaglutida sc ha demostrado, por su eficacia metabólica, retrasar la insulinización y en pacientes con insulina basal ayuda a optimizar el control postprandial retrasando la insulinoterapia prandial”.

La realidad es que, como verifican los expertos, “se trata de un importante avance en el manejo de las personas con diabetes tipo 2. Y, en este contexto, los pacientes también nos transmiten su satisfacción por los resultados obtenidos y su mejora en la calidad de vida”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.