Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:50
Empresas > Industria

Novartis logra la primera combinación de inhibidores RAF/MEK en melanoma

El tratamiento ya está aprobado y suma dabrafenib y trametinib

Eva López, Salvador Martín Algarra, Enrique Espinosa y Gabriel Galván.
Novartis logra la primera combinación de inhibidores RAF/MEK en melanoma
Redacción
Jueves, 16 de junio de 2016, a las 17:00
Novartis Oncology ha presentado la primera combinación aprobada de inhibidores en BRAF/MEK para el tratamiento del melanoma metastásico: Tafinlar® (dabrafenib) y Mekinist® (trametinib).
 
Esta terapia combinada actúa sobre dos quinasas de la vía de RAS/RAF/MEK/ERK, implicada en diferentes tipos de cáncer, entre los que se encuentra el melanoma, ralentizando el crecimiento tumoral de un modo más eficaz. De hecho, los datos del estudio de Fase III COMBI-d recientemente presentados en la 52ª Reunión Anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) demuestran un beneficio significativo en la supervivencia para los pacientes con melanoma avanzado con mutación en BRAF V600E/K tras ser tratados con la combinación de Tafinlar (dabrafenib) + Mekinist (trametinib) en primera línea frente a la monoterapia con Tafinlar.
 
Hasta la llegada de esta combinación, el melanoma con mutación en BRAF, el rasgo genético crítico en melanoma avanzado, se trataba con un solo fármaco. Según el jefe de Sección del Servicio de Oncología del Hospital La Paz de Madrid, Enrique Espinosa, “aunque el tratamiento con un fármaco era eficaz, el tumor acababa desarrollando resistencia y volviendo a crecer” pero “el empleo de dos fármacos aumenta el número de respuestas y hace que duren más tiempo, lo cual contribuye a mejorar la supervivencia de los pacientes”. Por ello, “la combinación de dos fármacos –como Tafinlar y Mekinist- se ha convertido en un tratamiento estándar para tratar el melanoma metastásico con mutación en BRAF”, destaca.
 
 En opinión del especialista, la combinación “contribuye a mejorar o, incluso, a hacer desaparecer los síntomas provocados por la enfermedad, lo cual tiene un impacto directo en la calidad de vida. Hay que tener en cuenta que el melanoma avanzado puede extenderse a cualquier órgano, por lo que muchos pacientes tienen síntomas intensos y variados antes de empezar el tratamiento”. Además, “la combinación de Tafinlar y Mekinist suele tolerarse bien y permite llevar una vida prácticamente normal a la mayoría de los pacientes”.
 
El melanoma metastásico es un cáncer de piel grave, potencialmente mortal, y cada vez más frecuente, cuya tasa de supervivencia a largo plazo es baja en pacientes con la enfermedad en fase avanzada. En España se detectan más de 4.000 nuevos casos de melanoma cutáneo cada año.
  
Tal y como señala el Presidente del Grupo Español Multidisciplinar de Melanoma (GEM), Salvador Martín Algarra, algunos de los factores epidemiológicos y de riesgo asociados al melanoma, tales como “la exposición solar episódica y excesiva, se pueden prevenir. En la prevención del melanoma, el punto principal está en evitar una exposición solar exagerada, además de hacer uso de otros elementos, como ropa o cremas fotoprotectoras, que nos protejan frente al daño de la radiación ultravioleta”.
 
Asimismo, Martín Algarra afirma que “el diagnóstico precoz es clave para el control de la enfermedad, por lo tanto es importante estar alerta. No hay reglas únicas o definitivas pero sí orientaciones que pueden ser de ayuda sobre cuándo se debe consultar con el especialista. Si se identifica una mancha en la piel que cambia de forma o tamaño, tiene bordes irregulares, aspecto asimétrico o color heterogéneo o cambiante, es prudente hablar con el dermatólogo o preguntar al médico de familia si se debe consultar con el dermatólogo. Son ellos los especialistas que tienen la formación y recursos más adecuados para valorarlas”. Esto es muy importante, ya que “si el melanoma es muy superficial, en el caso de los melanomas “in situ” las tasas de curación son muy altas, cercanas al cien por cien, pero el riesgo de que vuelva a aparecer la enfermedad va aumentando con la profundidad del tumor primario, con la afectación ganglionar, y la afectación a distancia.”, concluye.