Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 10:40
Empresas > Industria

Los oncólogos reclaman un plan nacional de biomarcadores

MSD inicia una campaña sobre estas herramientas

De pie: F. Rojo, J. M. Sánchez, J. de Castro y B. Gaspar. Sentadas: M. V. Tornamira y R. García Campelo.
Los oncólogos reclaman un plan nacional de biomarcadores
Miguel Fernández de Vega
Lunes, 06 de noviembre de 2017, a las 13:40
Ya bien entrado el siglo XXI, los biomarcadores, que permiten definir la naturaleza celular de los tumores para aplicar una terapia individualizada o personalizada, se han convertido en una pieza clave del puzzle que supone tratar el cáncer.
 
Sin embargo, España tiene deberes pendientes en este ámbito. La equidad de estas fórmulas de diagnóstico no es completa y el Sistema Nacional de Salud (SNS) no se responsabiliza de acreditar a los laboratorios que pueden hacerlas. “Hay una gran falta de iniciativa de la Administración en este campo. Necesitamos un plan, una estrategia nacional que garantice el mejor tratamiento”, ha asegurado, Federico Rojo, secretario de la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP).
 
Según una encuesta realizada por esta sociedad científica y la de Oncología Médica (SEOM), casi el 20 por ciento de los pacientes con cáncer no tenía acceso a biomarcadores en sus diagnósticos, un déficit que se ha paliado en países del entorno europeo, ha explicado Rojo, gracia estrategias nacionales. “En el nuestro no, hay carencia de ello”, y si se está logrando reducir este margen es gracias a iniciativas de los profesionales (como la acreditación de laboratorios para biomarcadores) y de la propia industria farmacéutica.
 
El gran beneficio real en cáncer en los últimos años ha llegado gracias a los biomarcadores”, ha destacado Javier de Castro, presidente de Investigación del Cáncer de Pulmón en Mujeres (Icapem). El problema es que “el salto de la práctica científica a la asistencial no se ha dado adecuadamente” en España, lo cual ha generado vacíos en el campo de biomarcadores “que está cubriendo la industria farmacéutica”. Sobre todo, porque “las Administraciones Públicas entienden esto como un test de acompañamiento. Es necesario un plan nacional adecuado a las condiciones de diagnóstico de 2017”.
 
Pero hay optimismo en el horizonte. Rosario García Campelo, de SEOM, ha asegurado que “los esfuerzos en los últimos años han ido en esta dirección. Todos creemos que si seguimos insistiendo el plan nacional va a llegar”.

María Victoria Tornamira, directora de Medical Affaires de Oncología en MSD; Rosario García Campelo, de SEOM; Federico Rojo, secretario de SEAP; José Miguel Sánchez, del GECP); Javier de Castro, presidente de Icapem y Bernard Gaspar, presidente de AEACaP. 

 
Campaña
 
Estas cuestiones se han abordado, precisamente, en la presentación de la campaña Conoce, Habla, Actúa, para difundir la utilidad del análisis con biomarcadores en la elección de tratamiento por parte del médico en el ámbito de los pacientes con cáncer de pulmón. Se trata de una iniciativa impulsada por MSD y en la que participan, además de SEOM, SEAP e Icapem, el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GEPC)  y la Asociación de Afectados por Cáncer de Pulmón ( AEACaP).
 
“Este tipo de campañas son importantes”, ha precisado Bernard Gaspart, presidente de AEAcAP. “Es imprescindible que los pacientes conozcan los avances científicos y se sientan seguros con los abordajes decididos por sus médicos”-.
 
El más mortal
 
En el acto, los representantes de estos colectivos recordaron que el tabaco es la primera causa de cáncer de pulmón en España, presente en más del 80 por ciento de los casos. Además, advierten que la incidencia crece preocupantemente en mujeres. “Va  a ser el número 1 en mortalidad también en este grupo en unos años”, ha avisado De Castro.
 
La mayoría de los casos de cáncer de pulmón son potencialmente evitables”, dada su relación con el consumo de tabaco, ha insistido García Campelo, quien ha reclamado un abordaje temprano de esta enfermedad: “El cáncer de pulmón es una enfermedad silente. El 60 por ciento de los pacientes se diagnostica en estados avanzados, y esto tiene incidencia en lo que podemos hacer. Mientras, los tumores más precoces son potencialmente curables”.
 
Mientras, José Miguel Sánchez, del GEPC, ha reclamado que esta precocidad también llegue al campo de los tratamientos. “Hay que disponer de los tratamientos más avanzados, como las nuevas inmunoterapias desde el principio, para que el tratamiento sea lo más personalizado posible”.