Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Empresas > Industria

Los "juicios de valor", barrera española al riesgo compartido en fármacos

David Cantarero, economista de la salud, advierte de que el biosimilar "no va a ser El Dorado" del ahorro sanitario

David Cantarero, Natividad Calvente y Julio Sánchez Fierro
Los "juicios de valor", barrera española al riesgo compartido en fármacos
Lunes, 27 de marzo de 2017, a las 20:40
A pesar de que los acuerdos de riesgo compartido para la financiación de medicamentos innovadores han sido descartados por el Ministerio de Sanidad y se miran con recelo desde las comunidades autónomas (excepto Cataluña), David Cantarero, economista de la salud y profesor en la Universidad de Cantabria, ha asegurado que esto se debe “a juicios de valor más allá de los resultados económicos”.

De hecho, ha asegurado que en otros países de Europa “su uso lo dan por sentado” en la financiacion de medicamentos, puesto que “este tipo de acuerdos minimiza la incertidumbre y ayudan a que el impacto presupuestario no sea tan duro”. Ha admitido que España “va un poco retrasada en esto, pero al ser nuestro espejo Europa, esto mejorará. Un riesgo compartido bien diseñado y bien monitorizado puede llevar beneficios tanto para la parte pública de un acuerdo como para la parte privada. Este es el camino que se debe seguir”.

Con todo, ha reconocido que para su puesta en marcha son necesarios buenos sistemas para la recogida de datos y para su evaluación; es decir, que permitan “medir valor”, criterio que en pocas regiones se cumple, más allá de Cataluña en determinados niveles.

David Cantarero, profesor de la Universidad de Cantabria y economista de la Salud; Natividad Calvente, de MSD, y Julio Sánchez Fierro, de De Lorenzo Abogados.


Además, este economista también ha destacado otras fórmulas para el ahorro farmacéutico como los techos de gasto o la decisión de coste o precio por año de vida ajustado por calidad (AVAC), aunque en este caso ha opinado que “es necesario que haya una mayor aceptabilidad. Es necesario introducir este criterio en toda la estructura de financiación de los fármacos”.

Biosimilares

Estas cuestiones se han abordado durante la tercera sesión del Foro Biológicos: Innovación y Salud que organiza MSD en colaboración con la IESE Business School.  En ella, Cantarero ha advertido además de que “los biosimilares no van a ser el nuevo 'Dorado' del ahorro sanitario. No van a resolver el problema económico de los biológicos ni van a lograr reducción de precios a corto plazo”. ¿La razón? “La competencia entre precios y compañías va a seguir siendo insuficiente, y no se están desarrollando tantos productos biosimilares para los próximos años”.

Cantarero ha reconocido que para potenciar la penetración de estos fármacos en los mercados nacionales va a ser fundamental la “confianza en la sustitución del original” por parte de los médicos, dado que la intercambiabilidad directa no es posible.

Humanización

Julio Sánchez Fierro, socio director del Área de Derecho Farmacéutico en De Lorenzo Abogados, ha recordado que no se puede poner este concepto en tela de juicio. “Hasta en los países en los que se fomentan con más decisión los  biosimilares, como Italia o Noruega, el criterio clínico debe prevalecer en cualquier caso”.

Ha añadido que “una sustitución de biológicos por biosimilares impuesta por el sistema, la intercambiabilidad automática, no es solución. Esto no tendría sentido e iria en contra de la humanización de la asistencia sanitario que se intenta extendar por las comunidades autónomas. ¿Qué humanización hay donde hay automatismos de esta clase? Ninguna”.

José María Sesmero, director de Investigación e Innovación de la SEFH, y Fernando Mejía, director médico del Hospital 12 de Octubre.


José Luis Andreu, presidente de la Sociedad Española de Reumatología; Mónica Vázquez, jefa de Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal, y Javier Bachiller, de Reumatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal.


Rita González Rodríguez, Marta Roibás, Miguel Carrasco y Damián Alba, todos de MSD. 


Un instante del foro celebrado por MSD con la colaboración de IESE.