La resistencia antimicrobiana hace perder 120 'años sanos' a España

MSD aborda en una jornada formativa las formas de prevenir las resistencias antimicrobianas

Emilio Bouza, César Nombela, María Luz Morán, Carmen Fariñas y Rafael Cantón.
La resistencia antimicrobiana hace perder 120 'años sanos' a España
mar 18 junio 2019. 19.50H
En Europa se estima que las bacterias multirresistentes causan 33.000 muertes al año y 874.000 años de "discapacidad" o DALYs (Disability-Adjusted Life Year), es decir, 'años de buena salud' perdidos. En España esta cifra alcanza los 120 años cada 100.000 habitantes, y alrededor de 1.899 muertes anuales, tal como señala Ricard Ferrer, jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Vall d'Hebron, citando un estudio publicado en 'The Lancet'. A pesar de ello, España solo destina cuatro millones de euros al Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos (PRAN), la herramienta del Gobierno para hacer frente a este reto del Sistema Nacional de Salud (SNS). 

La necesidad de incrementar los fondos y de dotar de las herramientas informáticas adecuadas a la guerra contra las resistencias antimicrobianas ha sido una de las claves del encuentro 'Cambiando el Paradigma en Enfermedades Infecciosas: del Tratamiento a la Prevención', organizado por MSD a través de la Cátedra MSD-UIMP de Salud, Crecimiento y Sostenibilidad. 

Fondos económicos para el PRAN

Emilio Bouza, director junto a Rafael Cantón y Carmen Fariñas de la jornada 'Cambiando el Paradigma en Enfermedades Infecciosas: del Tratamiento a la Prevención'.

Emilio Bouza, director junto a Rafael Cantón y Carmen Fariñas de la jornada 'Cambiando el Paradigma en Enfermedades Infecciosas: del Tratamiento a la Prevención'.


A ello se ha referido precisamente Antonio López Navas, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas de la Unidad de Coordinación del PRAN: "La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) destina tres millones de euros al PRAN, y Salud Pública cerca de un millón. Estamos en un punto en el que más dotación económica es necesaria. Se han demostrado los efectos positivos de este plan en la salud pública y en términos económicos. Se calcula que en menos de un año muchos hospitales han sido capaces de ahorrar un millón de euros gracias al mismo". 

El jefe de la Unidad de Cirugía de la Columna Vertebral del Hospital Ramón y Cajal, Javier Cobo, ha apuntado en el mismo sentido que "en la actualidad no hay suficientes recursos para esta lucha. La Administración debe dotar a la sanidad de ellos. No hay una verdadera institucionalización de esta causa sin inversión". 

La defensa de la necesidad de aumentar los recursos informáticos del PRAN ha corrido a cargo de Ferrer, que ha indicado que "hace falta desarrollar sistemas informáticos que apoyen la labor de los Programas de Optimización del Uso de Antibióticos (PROA)".

PRAN 2019-2021


Uno de los objetivos del renovado PRAN (2019-2021) es reforzar los PROA. Tal y como ha explicado López Navas, el nuevo plan "pretende dar continuidad al anterior pero siendo mucho más concreto en sus actuaciones. Vamos a proporcionar una herramienta informática a todos los centros que lo soliciten para gestionar el trabajo de los PROA; fomentar la prescripción diferida, de tal forma que el médico pueda recetar a dos días vista y limitar así el uso de antibióticos; mejorar la vigilancia de la resistencia a los antibióticos; incorporar las pruebas de diagnóstico rápido; estudiar el papel del medio ambiente en la resistencia antimicrobiana y, por supuesto, fomentar la formación y comunicación".

Entre los beneficios del anterior PRA (2014-2018), López Navas ha destacado que "se ha reducido el 7,2 por ciento el consumo de antibióticos en salud humana", aunque admite que este descenso es "modesto en comparación con otros países de la Unión Europea". 

Virus, bacterias y hongos ultrarresistentes


Augusto Silva, Patient Strategy and Population Health Director de MSD; Emilio Bouza; César Nombela, rector honorífico de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP); María Luz Morán, rectora de la UIMP; Carmen Fariñas, jefa de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y Rafael Cantón, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Ramón y Cajal.

Augusto Silva, Patient Strategy and Population Health Director de MSD; Emilio Bouza; César Nombela, rector honorífico de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP); María Luz Morán, rectora de la UIMP; Carmen Fariñas, jefa de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y Rafael Cantón, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Ramón y Cajal.

La jornada de MSD ha estado dividida en tres focos de actuación: 'prevención de la infección por virus en pacientes graves', 'prevención de la sobreinfección bacteriana en situaciones críticas' y 'prevención de la infección fúngica en el medio hospitalario'. 

En la primera de las mesas, dedicada a infecciones víricas, Óscar Len, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Vall d'Hebron, ha hecho hincapié en una forma de prevención no farmacológica: "Lavarse las manos". También ha incidido en la "importancia de usar la mascarilla y su influencia en la afluencia de gripe nosocomial" y en la urgencia de "educar al personal sanitario para que no vaya a trabajar si está enfermo". 

La idea de la educación sanitaria ha sido apoyada por la microbióloga del Hospital Central de Asturias Marta Elena Álvarez Argüelles: "Para prevenir las infecciones virales lo más importante es una educación sanitaria, algo en lo que entra la vacunación". En esta línea ha afirmado que "cada vez que hay un pico de gripe hay un pico de mortalidad en la población".

"La tasa de infección de gripe en pacientes vacunados es del 35 por ciento mientras que los no vacunados tienen una tasa del 53 por ciento", ha indicado como ejemplo de su relevancia. Álvarez ha pedido también que se "haga un seguimiento postvacunal" para asegurar su eficacia ya que cada paciente es distinto. Desde la Dirección UGC de Enfermedades Infecciosas del Hospital Reina Sofía, Julián de la Torre ha añadido que "las campañas de concienciación no están siendo eficaces en vacunación". De la Torre ha recordado que "además de la vacunación tenemos la quimioprofilaxis, la gran olvidada del manejo de la gripe". 

Radiografía de las resistencias antimicrobianas


La mesa de prevención centrada a las bacterias ha servido para radiografiar el estado actual de las resistencias antimicrobianas. Jordi Vila, jefe de Servicio del Hospital Clínic de Barcelona, ha desgranado los datos de registro hospitalario de pacientes afectados por resistencias bacterianas: "Los episodios clínicamente significativos en este sentido han aumentado de los 903 a los 1.432 en España entre 2018 y 2019. En el mismo período, las muertes a 30 días de pacientes con infecciones multirresistentes han pasado de 170 a 223".

Foto de familia de los asistentes a la jornada.

Foto de familia de los asistentes a la jornada.


En cuanto a la aplicación de los PROA, Cobo ha asegurado que "en el 90 por ciento de hospitales públicos se ha asignado a alguien para desarrollar el PROA y en el 82 por ciento hay ya un PROA en funcionamiento. Además, un 18 por ciento ha contratado a alguien para ello. Sin embargo, solo el 71 por ciento de centros tiene una guía al respecto y apenas hay 20 publicaciones científicas en español sobre el tema, 10 en revistas de bajo impacto".

Para tratar de mejorar estas cifras, Patricia Ruiz-Garbajosa, microbióloga del Hospital Ramón y Cajal, ha recomendado identificar a "pacientes con riesgo de colonización por bacterias. Controlar el uso de fluoroquinilonas o carbapenems, la estancia en la UCI y el uso de determinados dispositivos médicos y reservorios ambientales". 

Infección fúngica en el hospital


Por último, se han lanzado algunas recomendaciones para evitar en la medida de lo posible la infección fúngica en el medio hospitalario. Se ha señalado que en el hospital no debería haber más de 25 unidades formadoras de colonias por metro cúbico. "Si no hay filtros EPA, es conveniente contar con cambios de presión. Además, hay que hacer estudios microbiológicos del aire, la mayoría de los países lo recomiendan", ha concluido la mesa.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.