Durante 2022 se tasa el crecimiento en un 8,8%, casi el doble que el año anterior y un 1% más que en 2019

La producción de fármacos 'made in Spain' ya supera el nivel prepandemia
En 2022 mejora el nivel de facturación, exportación e inversión en las farmacéuticas españolas.


20 sep 2022. 08.00H
SE LEE EN 3 minutos
Tras una ralentización del crecimiento debido a la falta de estabilidad provocada por la pandemia derivada de la crisis del Covid-19, la tasa de crecimiento de facturación de las plantas farmacéuticas vuelve a tener los niveles prepandemia. Así lo indica el informe de Farmaindustria 'Implantación industrial del sector farmacéutico en España', que tasa el crecimiento de la facturación en 2022 en un 8,8 por ciento. En 2019 fue del 7,9 por ciento. En este caso, pasó de facturar 15.105 millones de euros en 2018, a 16.246 millones el año siguiente. 

En comparación, en 2020 el crecimiento se redujo a un 2,3 por ciento, y en 2021 se notó una leve recuperación: un 4,9 por ciento. De esta manera, se confirma 2022 como el año de vuelta a la estabilidad económica tras dos años de retos para el sector.


Facturación por producto


Dentro de la facturación total, esta puede provenir de tres tipos de productos: los éticos químicos, los éticos biológicos y los medicamentos OTC. El peso lo llevan los medicamentos éticos químicos, que suponen un 91,6 por ciento del total de la facturación. Los medicamentos éticos biológicos comprenden un 3,5 por ciento, y los OTC un 4,7 por ciento. El informe apunta que el crecimiento ha sido bastante desigual desde 2019, y por eso el mayor porcentaje recae sobre los medicamentos éticos químicos. En total, en el periodo de 2019 a 2022, ha experimentado una tasa de crecimiento del 93 por ciento, en comparación a los éticos químicos (un 16 por ciento) y los OTC (10 por ciento). 

Sobre qué tipo de producción predomina en las plantas farmacéuticas españolas, un 62,5 por ciento corresponde a productos propios de cada empresa. Un 25 por ciento a producto B2B, es decir, un producto que se fabrica con un dossier propio, pero para otra marca, y por último, un 12,2 por ciento corresponde a la fabricación de productos para un tercero. 


Alto nivel de internacionalización


Para contextualizar este crecimiento de la facturación, el informe hace referencia al "alto nivel de internacionalización" de las plantas españolas. Según datos del INE y de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior, esta superaría el 75 por ciento de la producción nacional. El destino de estas exportaciones se ha mantenido estable, a excepción de 2021, donde la distribución de vacunas contra el covid jugó un papel muy importante. De esta manera, si en 2019 y 2020 se exportó de media un 53 por ciento del total a países no europeos, y un 46,5 por ciento dentro de la propia Unión Europea, este porcentaje europeo alcanzó en 60,4 por ciento en el año ya mencionado. 

Otro de los factores en los que se vislumbra la recuperación es en las inversiones. La tasa de inversión sobre el activo neto supera, según los datos del informe, un 20 por ciento anual en promedio. Desde 2019 hasta 2022 esta tasa ha ido aumentando hasta alcanzar "aproximadamente el 27 por ciento del valor activo en 2022". De esta manera, si el activo neto del sector se marcaba en 2019 en 4.557 millones de euros en total, la inversión de 2019 a la previsión de 2023 supone un total de 4.873 millones: "algo más que el valor de su activo neto". 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.