Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Empresas > Industria

La patente de sofosbuvir es válida y no corre peligro en Europa

Con todo, sufrirá cambios tal y como ha confirmado la Oficina Europea de Patentes a Redacción Médica

La sede central de Gilead, en Estados Unidos.
La patente de sofosbuvir es válida y no corre peligro en Europa
Miércoles, 05 de octubre de 2016, a las 19:20
¿Está la patente del superventas contra la hepatitis C, sofosbuvir (Harvoni), en peligro? Médicos del Mundo ha anunciado, en un comunicado, que la Oficina Europea de Patentes (EPO) ha decidido limitar de forma parcial la protección del superventas de Gilead, llegando a afirmar que “no está protegido por una patente de ahora en adelante”.
 
Sin embargo, la multinacional americana niega este extremo. Consultadas por Redacción Médica, fuentes de la compañía aseguran que la afirmación de la ONG “no es exacta; no hay revocación”. De hecho, precisan que “el 5 de octubre de 2016, la EPO confirmó que sofosbuvir estaba cubierto por una patente europea válida después de dos días de audiencias de oposición”.
 
Dichas fuentes concretan que la EPO consideró cuidadosamente los argumentos planteados y advirtió que las argumentaciones en contra de la patente del conocido antiviral eran superficiales e irreales. “Creemos que de esta manera se reconoce la extraordinaria innovación que participa en el desarrollo de sofosbuvir”, indican, y añaden: “dado que existe una patente válida y confirmada que cubre sofosbuvir en Europa, no va a haber impacto en nuestro negocio”.
 
Con todo, sí que va a haber cambios en la patente del conocido antiviral, aunque, tal y como ha confirmado la propia oficina europea a este medio, no son tan profundos como ha dado a entender Médicos del Mundo. “Es cierto que la EPO ha limitado la patente concedida a Gilead en relación a sofosbuvir. La patente tiene ahora cambios si se compara con la versión inicialmente concedida”, unas modificaciones que solo se conocerán cuando se publiquen los cambios realizados, “dentro de unas semanas”.

De hecho, fuentes de la propia ONG han reconocido a Redacción Médica, a última hora de este miércoles, que "no se ha revocado la patente" y que el comunicado que se emitió no era correcto. Con todo, indican que los cambios comprometidos por Gilead con la EPO "podrían conllevar cambios en los precios pactados con los sistemas nacionales de salud". 

Consecuencias legales desconocidas
 
Por otro lado, la propia EPO no precisa las consecuencias legales de los todavía desconocidos cambios en la patente. “La EPO no tiene ninguna responsabilidad en cuestiones regulatorias, tales como fijación de precios o la competencia. Sólo tiene la tarea de la decisión de si una patente se puede conceder desde la perspectiva del derecho europeo de patentes. Esto es así también para las consecuencias prácticas y jurídicas directas emanadas de esta decisión: Como las patentes que concedemos son solo válidas a nivel nacional (no hay tal cosa como la patente europea uniforme todavía), el alcance de la protección será establecido por las leyes nacionales y, en última instancia, decididas por los jueces nacionales de patentes”.