30 de abril de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Empresas > Industria

La nueva política, más dura contra Grünenthal que la vieja

Los partidos de la 'nueva política' cargan contra la colaboración de Grünenthal y la Universidad de Salamanca

Marta Sibina, Jesús María Fernández, Francisco Igea y Teresa Angulo.
La nueva política, más dura contra Grünenthal que la vieja
Carlos Corominas
Domingo, 12 de marzo de 2017, a las 18:00
La difusión de la convocatoria de la XVIII edición de los Premios a la investigación del dolor de la Fundación Grünenthal, enmarcada en la Cátedra del Dolor de la Universidad de Salamanca, ha dividido a los portavoces de los partidos políticos. Mientras que los representantes de Podemos y Ciudadanos defienden que Grünenthal debe pagar a las víctimas de la talidomida antes que financiar premios como este, dotado con 2.000 euros, los portavoces del PP y PSOE creen que las decisiones corresponden a la universidad.
 
La portavoz de Sanidad del grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Marta Sibina, carga directamente contra la Universidad de Salamanca en declaraciones a Redacción Médica: "Sirve de lavado de cara de una empresa farmacéutica que no ha hecho frente al daño que produjo en una parte de nuestra población en relación al uso de la talidomida". Por ello defiende que, mientras que no resarza a las víctimas, "las instituciones deberían dar la espalda a colaboraciones con Grünenthal".
 
Una posición similar mantiene Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos, que apunta a que "antes de dar fondos a premios, Grünenthal tiene que aliviar el dolor de las víctimas de la talidomida". En declaraciones a este medio, el diputado considera que "es poco presentable" que se mantengan este tipo de colaboraciones entre la farmacéutica y la universidad.
 
Preguntado sobre estas palabras, Clemente Muriel, director de la Cátedra del Dolor de la Universidad de Salamanca y patrono de la Fundación Grünenthal, ha dicho que prefiere no pronunciarse en profundida, pero sí ha señalado que la postura de ambos políticos es "malintencionada".
 
"No entramos"
 
La portavoz de Sanidad del PP, Teresa Angulo, ha preferido no entrar en esta colaboración:  "No tengo nada que decir sobre la autonomía de una Universidad para trabajar con un laboratorio o con otro". Para hacer que "Grünenthal asuma su responsabilidad con las víctimas", Angulo se ha referido al trabajo que ya está haciendo "el grupo popular, el Ministerio y el Partido Popular en el parlamento europeo", en referencia a los últimos acuerdos en sede europea para tratar de que la farmacéutica pague a todas las víctimas y no solo a las alemanas.
 
En el caso del PSOE, su portavoz de Sanidad, Jesús María Fernández, ha dicho que "no hay que poner una cosa en contra de la otra". En su opinión, la farmacéutica tiene que cumplir con sus responsabilidades "en otros países, igual que ha hecho en Alemania". Para el diputado debe ser "la prioridad del Gobierno" exigir que Grünenthal pague.