Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05
Empresas > Industria

La nueva molécula de Roche mejora un 85% a la 'quimio' en cáncer de pulmón

Los resultados de los estudios ALEX y ALUR presentados en ESMO muestran datos positivos de alectinib

Javier de Castro, jefe de Sección de Oncología Médica del Hospital La Paz.
La nueva molécula de Roche mejora un 85% a la 'quimio' en cáncer de pulmón
Laura Díez
Lunes, 11 de septiembre de 2017, a las 14:00
El Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, por sus siglas en inglés) que se está celebrando desde el pasado viernes en Madrid ha sido el escenario elegido para presentar los últimos datos de los estudios ALEX y ALUR sobre la molécula alectinib de Roche. En concreto, sobre los beneficios de la misma sobre el subgrupo del cáncer de pulmón no microcítico ALK positivo en primera línea y en pacientes previamente tratados. 

"Es un tipo de cáncer de pulmón que suele darse en pacientes más jóvenes -con una media de edad de 50 o 52 años- y que suele asociarse a pacientes que no tienen una historia previa de un consumo tabáquico muy intenso -puede haber pacientes que han sido fumadores o lo son pero generalmente aparece en no fumadores-. Si la mediana es en torno a los 52 años es porque se sabe que hay un 40 por ciento de pacientes por debajo de los 40 años. Es un cáncer poco frecuente porque supone en torno al 2 por ciento de los cánceres de pulmón, pero cuando aparece es de gran importancia", explica a Redacción Médica Javier de Castro, jefe de Sección de Oncología Médica del Hospital La Paz. 

Es un tipo de cáncer que afecta a menores de 50 años y con consumo de tabaco no muy intenso 



Hasta el momento el tratamiento disponible era crizotinib, un fármaco muy eficaz y superior a la quimioterapia, aunque los resultados de este nuevo estudio comparativo con alectinib, que vienen a reforzar los presentados a principios de año en el congreso de la Asociación Americana de Oncología, señalan nuevos beneficios. 

Dos estudios diferentes

Se trata del estudio fase III ALEX, que evalúa alectinib como terapia de primera línea en pacientes metastásicos pero sin tratamiento previo donde se reflejan beneficios respecto a crizotinib, y el ensayo fase III ALUR que compara  pacientes previamente tratados con crizotinib y quimioterapia, donde alectinib es superior a la quimioterapia de segunda línea que se puede utilizar. 

"El uso de alectinib supone un beneficio en progresión un 85 por ciento mayor que si utilizaras quimioterapia, es un beneficio muy alto", señala De Castro, quien explica que los pacientes tienen como peculiaridad su gran tendencia al desarrollo de metástasis cerebrales. "Al diagnóstico de la enfermedad entre un 20 y 30 por ciento pueden presentar metástasis cerebrales, con lo que eso significa en cuanto a imposibilidad de curación y repercusión en la calidad de vida del paciente. A lo largo del tratamiento con crizotinib entre un 50 y un 60 por ciento de los pacientes van a presentar afectación cerebral", recoge el principal investigador español de los estudios. 

Entonces, ¿cuál es el logro de alectinib? "Sobre todo ha demostrado mayor eficacia en el control global de la enfermedad que crizotinib -estudio ALEX- y también se ha demostrado un beneficio significativo en términos sobre todo el control de la enfermedad cerebral. En aquelos que presentaban metástasis cerebrales al inicio del estudio se ha demostrado que la respuesta es muy superior al de crizotinib y en el estudio con pacientes que ya habían sido tratados previamente -ALUR-, un beneficio respecto a los tratados con quimioterapia", destaca De Castro.

"No sólo se trata la enfermedad sino que se previene el desarrollo de un tipo de metástasis"



Tratamiento y también prevención 

El también director del programa de Oncología Torácica de Pulmón del Hospital HM Clara Campal de Sanchinarro añade que es una de las primeras veces que los resultados demuestran que en aquellos pacientes que inicialmente no tenían metástasis cerebrales, la incidencia cuando son tratados con alectinib es muy baja. "Es decir, si con crizotinib el 60 por ciento acaba desarrollando metástasis cerebrales y con alectinib no más del 10 por ciento, estamos introduciendo un nuevo concepto: no sólo estamos tratando un cáncer metastásico, sino que también estamos previniendo el desarrollo de un tipo de metástasis, como son las cerebrales, que comportan una muy mala calidad de vida y comprometen no sólo la calidad sino la cantidad de vida y la supervivencia de los pacientes. Aparece un concepto no sólo de tratamiento de enfermedad sino de prevención del desarrollo de un tipo de metástasis muy importante que es la cerebral", reconoce De Castro. 

Por el momento, alectinib está pendiente de la aprobación del precio de reembolso por el Ministerio de Sanidad para pacientes tratados previamente con crizotinib, y es un fármaco aprobado por la Agencia Europea que también ha recibido el informe positivo de la Aemps. "Estamos pendientes del precio de reembolso, que tiene que salir en los próximos meses, y entonces dispondremos de él", concluye Javier De Castro.