20 nov 2018 | Actualizado: 17:10

La industria financiará la acreditación para la prescripción enfermera

A través de las aportaciones al SNS que las compañías tienen que hacer por volumen de ventas

Agustín Rivero, director general de Cartera Básica de Servicios del SNS y de Farmacia.
La industria financiará la acreditación para la prescripción enfermera
lun 11 abril 2016. 13.20H
@EduOrtegaRM
La industria farmacéutica va a financiar, al menos en parte, la implantación del procedimiento electrónico para la “acreditación de enfermeros para la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos  y productos sanitarios de uso humano”, una información que se incorporará al “Registro Estatal de Profesionales Sanitarios”.
 
Y a lo hará a través de los fondos que ha recogido el Ministerio de Sanidad mediante las aportaciones que tienen que hacer los laboratorios al Sistema Nacional de Salud (SNS) en función de su volumen de ventas, tal y como recoge la Ley de garantías y de uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.
 
De hecho, según indica la documentación para el próximo Consejo Interterritorial del SNS a la que ha tenido acceso Redacción Médica, el Ministerio de Sanidad ha ingresado por esta vía unos 42 millones de euros, aunque no se indica en cuánto tiempo.
 

Para que las CCAA reciban estos fondos tendrán que haber cumplido las medidas incluidas en el RDL 16/2012


Estos fondos, apunta el documento que Alfonso Alonso presentará  a las comunidades autónomas este miércoles, se dedicarán en términos generales al desarrollo de varias políticas de cohesión sanitaria , de formación para los profesionales sanitarios y de educación de la población para favorecer el uso racional de los medicamentos.
 
Entre ellas, además de la prescripción enfermera, destacan los programas de mejora de la atención farmacéutica, que abarcarán polimedicados, crónicos y prevención y de desarrollo de la prescripción electrónica u de sistemas de información para apoyo a la prescripción.
 
Estos fondos también se destinarán a fomentar una mayor cohesión en enfermedades raras y al desarrollo de proyectos de e-salud, como la futura plataforma de interoperabilidad de receta electrónica, historia clínica electrónica y tarjeta sanitaria y el registro estatal de profesionales sanitarios, así como la implantación de una red de laboratorios de diagnóstico de tuberculosis, como avanzar en la recogida de datos de centros comunitarios de diagnóstico de VIH.
 
Asimismo, la cantidad recaudada de las ventas de los laboratorios también tendrá como destina la formación continuada de los profesionales sanitarios del SNS y la red de escuelas de salud para la ciudadanía.
 
Reparto de los fondos
 

Solo en los casos de programas como el Plan Nacional de Médula Ósea (830.000 euros), la plataforma de compras centralizadas (300.000 euros para el Ingesa) y apoyo a la investigación independiente a través del Instituto de Salud Carlos III (con una asignación 4,5 millones) se explicita las partidas con las que van a contar.
 
Con todo, sí que se indica que las comunidades autónomas van a contar, en total, con unos 21 millones de euros para el desarrollo de los proyectos de cuyo desarrollo son responsables, como por ejemplo los de mejora de la atención farmacéutica. Pero eso sí: parta poder recibir estos fondos (que se reparten teniendo en cuenta la población de cada región), “se considerará preceptivo el cumplimiento del cien por cien del programa 1,3”, es decir, el desarrollo de las medidas previstas en el polémico RDL 16/2012.

Acceda al documento que incluye el reparto de los fondos recogidos de la industria farmacéutica

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.