21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

La industria desarrolla al menos 52 nuevas moléculas contra el VIH/sida

Particularmente en materia de antivirales, vacunas y terapias génicas

Humberto Arnés, director general de Farmaindustria.
La industria desarrolla al menos 52 nuevas moléculas contra el VIH/sida
jue 30 noviembre 2017. 19.00H
Redacción
Farmaindustria ha recordado, con motivo de la celebración del Día Mundial del Sida, que la industria farmacéutica sigue trabajando en el desarrollo de nuevos fármacos contra el VIH/sida, y lo hace en tres vías de investigación: antivirales, vacunas (preventivas o terapéuticas) y terapias génicas.

En concreto, actualmente se trabaja en la investigación y desarrollo de un total de 52 nuevos fármacos, que están ya en fase de ensayos clínicos, según los últimos datos de Phrma, la patronal americana del medicamento. De ellos, 32 son antivirales o antirretrovirales, 16 vacunas preventivas o terapéuticas y 4 terapias génicas.

"Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, los últimos avances terapéuticos y, sobre todo, el conjunto de fármacos prometedores que están actualmente en fase de ensayos clínicos dibujan un escenario esperanzador para los pacientes de VIH de cara a conseguir, en el futuro, una sociedad libre de sida. Mientras la industria farmacéutica sigue centrando sus esfuerzos en lograr más y mejores tratamientos, resulta esencial no bajar la guardia y seguir trabajando de forma conjunta todos los agentes implicados en materia de prevención y concienciación", ha destacado la patronal.

Y es que, la infección por VIH/sida era la primera causa de muerte en la población de 25 a 44 años en España a principios de los años 90 del siglo pasado, hasta el punto de que a mediados de aquella década esta patología era la responsable de casi 6.000 defunciones anuales, frente a las 633 contabilizadas en 2015, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

En aquellos años contraer la infección por VIH suponía prácticamente una sentencia de muerte, sin olvidar que, junto con el pronóstico fatal, los pacientes tenían que padecer el estigma social que llevaba aparejada esta enfermedad.

Sin embargo, dos décadas después, gracias a la eficacia de las nuevas terapias antirretrovirales (que no eliminan la infección pero la controlan y ayudan a prevenir la transmisión del virus), y de otras actuaciones en el plano de la prevención para evitar nuevos contagios, en los países desarrollados se ha convertido en una enfermedad crónica, hasta el punto de que la esperanza de vida de las personas con VIH/sida se acerca cada vez más a la de los seronegativos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.